BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 En el camino a la desesperación-Rol Libre

Ir abajo 
AutorMensaje
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: En el camino a la desesperación-Rol Libre   Lun Ago 29, 2011 4:59 am

No podía creer, verdaderamente, lo que sus ojos habían visto hacía apenas unos instantes. De por sí, no podía creer nada de lo que había visto ese día; era todo realmente tan confuso. Los pensamientos pasaban por su cabeza tan rápido que lo aturdían y hacían que en sus entrañas, un revuelo insoportable se sucediese, haciéndole sentir nauseas. Tuvo que detener su carrera de pronto, por lo que sintió un dolor punzante en sus pulmones, y, luego de haberse apoyado en un tronco con la zurda, empezó a vomitar oleadas de estofado de cordero y de manzanas con miel…vomitó y vomitó hasta que los vasos sanguíneos de los ojos comenzaron a estallarle mínimamente, por lo que lo blanco se le tornó rojo, e igualmente la pálida piel de su rostro se hinchó y se puso como la piel de un tomate, tendiendo a un color relativamente morado.

Cuando pudo respirar de nuevo, abrió lo más que pudo los párpados y tomó una larga bocanada de aire, elevando el rostro, como si buscase más oxígeno en las alturas. Cuando recuperó la consciencia, se enderezó, y observó hacia el horizonte. Mientras escrutaba todo con sus ojos azules, elevó su diestra, enguantada en cuero marrón, y se limpió los alrededores de los labios y la boca en sí de lo que había quedado ahí de la flema. Su corazón latía presuroso, pero debía apurar el paso si quería llegar rápido a la próxima aldea, antes de que las bestias que habían destrozado la suya hubieran de avanzar siquiera algo más.

Comenzó a correr nuevamente, con la mirada limpia, fija en el frente, escuchando a la vez aún el crujir de la madera a sus espaldas mientras el fuego la consumía. No pudo más y se derrumbó internamente. Sus piernas seguían corriendo pero su alma estaba muriendo de a poco…había visto como, especies de Ogros de armaduras pesadísimas y enormes hachas, destazaban a sus familiares, a su pequeño hijo, a su adorada esposa y a todas sus esperanzas. Sus orbes se llenaron de lágrimas…ahora parecía correr, escapando como niño despavorido. Cerró los párpados y en la carrera soltó un par de gotas de las cuencas de sus ojos; un par de gotas que parecieron estar hechas de cristal y dolor puro-
”Malditos…”-Pensó, y abrió de nuevo lo ojos, su ceño se frunció y con ira, elevó un bramido al cielo-¡ME LAS PAGARÁN!!!-En un momento se hubo en una colina, frente a Port Bridge, un pueblo muchísimo más grande que el suyo, ubicado en las orillas del Salt Lake.

Sus cabellos negros se movieron con el viento que recorrió el valle que circundaba la pequeña urbe, poblada en su mayoría por pescadores y por donde mercenarios, conocedores de la magia y distintas personas con distintas actividades pasaban para ir al paso del norte-
Tengo que evitar que suceda lo mismo…tengo…que…-Se dijo a si mismo, y entrecerró los párpados…un mar de lágrimas cayó sobre sus ojos y pudo no más afirmar junto a un carjack repleto de flechas, su enorme arco de tiro largo.

Luv Gjallar
Spoiler:
 

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kyle Grana

avatar

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2011

MensajeTema: Re: En el camino a la desesperación-Rol Libre   Jue Sep 01, 2011 2:35 am

**El sol brilla sobre los caminos de los hombres y de la naturaleza. Otorgando un día agradable, con suaves brisas frescas. Lo cual generaba un exelente clima para almorzar. Siendo pasado el mediodía en el camino que da salida a Port Bridge un “hombre”, si bien se lo puede definir así, está sentado comiendo una onza de queso y una hogaza de pan.

Mucho resaltaba de este hombre, pero más que nada su corpulencia y la gran arma a un lado de él, una maza de guerra hecha de madera y acero, con inscripciones rúnicas en ambos materiales. Viendo a este ser sentado se puede imaginar que de pie mide unos 2,50m y puede llegar a pesar 200kg por su gran musculatura. Es pelado y posee una gran barba blanca, la cual se llena de migajas de pan y queso. El martillo a su lado esta hundido en la tierra parcialmente, posiblemente por el peso. Un jadeo lo desconcentra de su almuerzo.

Apareciendo por la colina más adelante, sobre el camino, un hombre, un arquero al parecer, llega cansado y por lo que parece, sollozando. El gigante alza una ceja y se le queda mirando mientras, aún concentrado en el hombre, come de a ratos su comida. Luego de darle unos instantes para sollozar un poco más, el barbudo guarda en su morral de cuero de oso su comida y saca una cantimplora, bebe su contenido y la regresa a su lugar. Ya de pie ostenta su tamaño y sus ropas, botas y pantalón hechos de cuero y piel de oso; en su cintura un gran cinturón con una ebilla de hierro, muestra un símbolo extraño, quizá de los gigantes del norte, una pechera de cuero y una gran capa de piel que resalta su tamaño. Su brazos son belludos y extramadamente musculosos.

Tomado su arma con una mano y la llevandola a descansar sobre su hombro, se acerca a aquel hombre.

-Eh! Amigo! Se encuentra bien?!-

Cuestiona con voz ronca y grave. También, sabiendo como los hombres comunes reaccionan ante él guarda la distancia y también se mantiene atento a cualquier reacción hostil.**


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
En el camino a la desesperación-Rol Libre
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» documental "un angel guia mi camino" (el barrio)
» Camino largo Diomedes Diaz
» impresdindible: tremenda escena de duelo de guitarras con steve vai de la pelicula cruce de caminos.
» Only You.(Novela Nick&Tu)
» CURIOSIDADES SOBRE EL MAESTRO QUIROGA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: General :: Open RP-
Cambiar a: