BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 Camino de sangre

Ir abajo 
AutorMensaje
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: Camino de sangre   Mar Jul 20, 2010 4:52 am

Anteriormente, el Caballero dorado de Libra y el de Leo habían recibido una visión por parte de una extraña mujer que les anunciaba cual era la posición de la amazona de Acuario. Los dos Hombres siguieron las indicaciones dadas de forma metafórica por la mujer y llegaron hasta Frankfurt, Alemania, donde consiguieron una matanza. Cientos de soldados que marchaban por esa zona y ciudadanos de un pueblo aledaño a la frontera con Francia fueron asesinados por una fuerza que los dos Santos lograron identificar: Era la portadora del manto de Acuario. La misma desató una tormenta de nieve que dificultaría el paso de los dos guerreros atenienses para llegar a su morada, pero aún así, Libra y Leo prosiguieron hasta que lograron tener su posición. Siegfried, iracundo, arremetió contra ella luego de colocarse su armadura dorada, enviando un poderoso Dragón dorado hacia la joven el cual terminó siendo evadido en el nuevo movimiento de la joven…¿Será que se suscitará acá una nueva fisura interna…?

_________________
··¤(`×[¤ Lιвяα иσ ѕιєgfяιє∂ ¤]×´)¤··
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: Re: Camino de sangre   Miér Jul 21, 2010 6:35 am

Una incomprensible decisión rodeaba de forma encarnecida al santo de Libra, quien, aún mirando a la jovencita aquella que yacía al frente de él, continuaba su paso lento, sereno hacia ella, observándola, de pronto, con una calidez que se hizo luego de unos segundos amabilidad y compasión- “Ahora lo entiendo…”-Pensó, sin quitar de su mirada la silueta bien torneada de la mujer, mientras, de forma sorprendente, un destello dorado de nuevo se hizo en el lugar. Así fue como justo a un lado de su paso la armadura de libra apareció formando la balanza que la caracterizaba, dejando el cuerpo del Santo aquel semidesnudo…¡SEMIDESNUDO EN AQUELLAS CONDICIONES CLIMÁTICAS!. Era sorprendente, pero al parecer, su cosmos no había, en absoluto, desistido, todo lo contrario, había aumentado su poder por ese hálito esperanzador que la ira le había proferido a su propio corazón.

Apenas unos pantalones negros, de combate, y sus botas de grueso material cubrían su cuerpo. Su torso, estaba por completo desnudo, quedando a la vista en su espalda el inmenso Tigre que yacía tatuado de forma muy particular en ella. Ya para aquel entonces, su cuerpo había creado un vínculo inefable e irrefutable con la temperatura del ambiente, generándose un vacío entre su espíritu y la mencionada hostilidad que cada vez amenazaba con aumentar la chica.

Pareció ignorar las palabras de Leo, sólo avanzaba hacia ella, que estaba a tan sólo seis metros de su posición, a paso pesado, pero por demás seguro-
“Ahora la entiendo…entiendo el odio de su cosmos…no sé porque ha elegido a la gente de mi sangre como objetivo para sus atrocidades…pero, yo, Siegfried de Libra he de detener esto…”-Volvió a capitalizar, con la mente lúcida. Las ráfagas constantes de viento pasaban por los espacios vacíos, generando un silbido gélido y molesto que copaba todo el lugar, más de pronto, aquello fue roto por una exclamación que terminaría por determinar cuales eran las intensiones de Libra-¡YO, SIEGFRIED DE LIBRA, DERRETIRÉ TU PROPIO HIELO Y TE LIBERARÉ DE TU PRISIÓN, ACUARIO!-

_________________
··¤(`×[¤ Lιвяα иσ ѕιєgfяιє∂ ¤]×´)¤··
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Camino de sangre   Sáb Jul 24, 2010 1:30 am

Es inútil pequeño insolente, por más que intentes derretir mi pared esta se regenerará una y otra vez, así que no desperdicies tu fuerza, no es necesario. - Fueron las palabras que escaparon de los rosáceos labios de la dama, que cruzada de brazos y con una expresión impregnada de odio y rencor, aguardaba al Alemán que se abría paso ante ella, sin embargo, sintió como el otro sujeto se esforzaba por derretir su muro de hielo, lo cual resultaba imposible, pues se encontraban a una temperatura de -190° que de manera eficiente condensaba las gotas de agua que se habrían llegado a derramar por el ataque del Santo de Leo. - No me interesa lastimarte, sólo cumplo con advertirte, de allí no vas a pasar, no hasta que tu amigo esté muerto a mis pies. - Finalizó aquel diálogo con el otro sujeto al pronunciar esa oración, más no se esperaba lo que acontecía ahora frente a sus ojos. -

... ¿Qué? ... Pero ¿cómo es posible algo así? .... - Cuestionó mientras su mirada parecía encontrarse inquieta sobre la figura Atheniense que se aproximaba a ella portando consigo su armadura. - ... ¡ESTO DEBE SE RUNA BROMA! - Gritó iracunda, sus ojos atónitos se llenaron de rabia y odio, la misma que se reflejó en un apretar fuerte de sus puños y dientes, acto que propició una estela dorada más intensa que alimentó las bajas condiciones climáticas, reduciendo ahora la temperatura a -210°. - ¿Por qué tú? ... ¿Por qué eres un Santo de Athena? ¿Por qué? ¡¿POR QUÉ?! - Abatida continuó inquiriendo respuestas que deseaba no escuchar, no podía explicarse como uno de los que le habían arrebatado todo podría estar allí en pie y portando una cloth dorada de la Orden Atheniense, era algo ilógico, irracional, ABSURDO, cómo era posible que la razón de su lucha, de su infelicidad y su miseria, estuviera en frente irradiando una cosmoenergía digna de un Santo de Oro. - ... Esto no tiene sentido. - Por un momento sintió perder el equilibrio, se tumbó sobre sus propias rodillas, cabizbaja, intentando comprender el por qué de semejante jugarreta del destino. -

¿Qué? ... - Escuchó un ruido metálico conocido, así que levantó su mirada para encontrar que la armadura ya no se encontraba cubriendo el cuerpo del Alemán, sino que yacía a un costado con la forma de la balanza adoptada. - Libra .... - Musitó débilmente, como si se le hubiera escapado un pensamiento de forma repentina, dándole a entender que la situación era más absurda ahora. ¿Libra? ¿El equilibrio? ... ¿Un Alemán?, nada ya tenía sentido y todos esos pensamientos parecieron disiparse momentáneamente cuando escuchó los pasos del hombre hundiéndose en la nieve, que parecían ser cada vez más cercanos, además de irradiar un calor abismal aún en aquel congelador que ella había creado. - "Sin armadura, casi desnudo y siendo capaz de irradiar ese cosmos, esto definitivamente debe ser una broma. " - Pensó la Acuariana con resignación, se hallaba terriblemente confundida y sentía como la tristeza se le escapaba, jamás llegó a pensar que algo así pudiese sucederle. - No te acerques ... - Musitó aún cabizbaja, sus hebras marinas se confundían entre las oscilantes brisas heladas que por allí soplaban y que continuamente cubrían su delicado y fino rostro. - No te acerques más ... - Fue lo último que musitó antes de percibir las palabras imponentes y llenas de convicción del Alemán, era ridículo que él dijese algo semejante, así que elevó con violencia el rostro y le miró como a nadie jamás había visto, con el corazón apretado de rabia y tristeza, y con unos ojos fríos, llenos de odio, de dolor y de ira. - ¿Derretir mi hielo y liberarme de mi prisión? ... ¿Tú? ... ¡¡NI SIQUIERA PUEDES ENTENDER EL SIGNIFICADO DE ESAS PALABRAS, ALEMÁN!! ... Ni de coña permitiría que alguien como tú hiciera algo así ... Sólo lárgate. - Se levantó lentamente sin dejar de mirarlo, sus orbes púrpuras parecían pedirle a gritos que se fuera, que diera media vuelta y jamás volviera. -
Volver arriba Ir abajo
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: Re: Camino de sangre   Lun Jul 26, 2010 7:26 am

Cada uno de sus pasos caían con pesadez sobre la nieve, arrastrándose más bien sobre la misma. Las cuencas de sus ojos, de pronto, se ocultaron bajo la sombra que le proferían a su rostro sus cabellos castaños, y sólo de su rostro era visible una mueca de sonrisa que le acompañó desde que la mujer comenzó a retroceder en sus deseos de asesinarle…al parecer, su cosmos, lleno ahora de un amor y de una comprensión absolutos, estaba haciendo efecto, pero también lo hacía en su cuerpo, ya que para poder mantenerse así, sin congelarse, aún bajo aquellas temperaturas tan extremas, no era sólo preciso generar un vacío entre su cuerpo y el espacio que le rodeaba, sino que también era preciso que una gran cantidad de energía mantuviese cálido el corazón del dorado...seguramente, estaba bordeando los límites del séptimo sentido y el no tener la armadura puesta comenzaba a pasarle factura…pero…era su deber, su deber primigenio el salvar; el arrancarle la maldad del corazón a la Amazona…Debía rescatarla.

Sus labios no se movieron, pero su voz, se hizo sentir en todo el lugar, con una cadencia absoluta, haciendo eco en la mente de los dos asistentes pero seguramente calando más en la de Camille-
“Puedo…perfectamente entender lo que digo…Acuario, yo…yo sé que tu corazón ha sido tocado por la maldad…la maldad se ha hecho con tu alma, con tu esencia…internamente lloras; tu mismo manto llora…”-De pronto se halló justo frente a la mujer y elevó el rostro. Sus ojos parecían tener luz propia y tras la confluencia de poderes, por la cercanía de las auras de ambos santos dorados, se generó una explosión fortísima que parecía ser inofensiva para ambos…él buscaba quedar victorioso en una batalla pacífica. Sin más, al estar allí, la miró con aquellos destellantes orbes verdosos y amplió aún más su sonrisa.

Estaba a una distancia tan íntima para con ella, que elevó dificultosamente los brazos y pasó el derecho por debajo del izquierdo de ella, rodeándole con este la parte más alta de las caderas de la dama, apegándola ligeramente a su cuerpo y luego, posó débilmente su mano siniestra sobre la parte trasera de la crisma de la muchacha, buscando apegarla más a él, mientras, escondía su rostro en el cuello, oloroso a una fragancia que jugaba entre la sangre y algún aroma floral, cerrando nuevamente los párpados, volviendo a proyectar, mentalmente, su voz…esta vez, sólo a la cabeza de Camille-
“Yo he sufrido, tanto como tú…los embates de la guerra…también perdí de alguna forma a mis padres por ella…y por eso detesté a la humanidad…pero…¿Quiénes somos nosotros para juzgar la maldad en el corazón de los demás…si…realmente no sabemos medir la que existe en el nuestro?...No conozco tu nombre…más, aún así, hoy estoy dispuesto a morir…a sacrificarme por salvarte a ti…-De alguna forma estaba aferrándose a no caer inconsciente y realmente lo que lo mantenía en pie era esa convicción que lo había llevado hasta allí.- “No…no huele tanto a sangre…huele más a…camilas-De pronto, su cosmos comenzó a apagarse, al igual que su vida…comenzaba a desfallecer y de un momento a otro, sólo se mantuvo de pie, con el sostén débil, pero a la vez decidido al que se aferraba a la joven…prácticamente había muerto.-


_________________
··¤(`×[¤ Lιвяα иσ ѕιєgfяιє∂ ¤]×´)¤··
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Camino de sangre   Mar Jul 27, 2010 6:36 am

-El Santo de leo, cruzado de brazos, y observando detenidamente lo ocurrido en la batalla, a una medida extensa de metros de distancia con respecto a su posicion, sus orbes azul verdosas que adornaban la belleza de sus ojos, se reflejaban el dorado de su manto quien rodeaba constantemente el imponente cuerpo del Leo saint, este simpatico y poderoso caballero aun se encontraba tras el portentoso muro de hielo que habia sido formado por la chica que porta la armadura sagrada de Acuario, bajo los pies de Raito, un pequeño cumulo de agua avanzaba por el centro de estos, e incluso por sus lados, proviniendo de aquel muro que poco a poco disminuia en altura, gracias a la inmensidad de energia concentrada que libera el manto dorado del juvenil y diestro santo, el cual rosa sobre la estructura del Mural, y emana un concentrado calor que cumple con dicho efecto, aún divisando y observando atravez de su reflejo sobre el Muro...

Acto consecutivo no evitaba en pensar y mencionarse a si mismo, respecto a la situacion que está pasando su compañero Siegfried, basicamente sentia como su cosmos estaba desfalleciendo poco a poco, despues de haber aumentado considerablemente, extaltado y perturbado al percatarse de los hechos, su rostro parecia pasmado, y ahora yacia preocupado por lo que le ocurria a su compañero, musitando un par de palabras del hecho -.¡¡Siegfried!! ¡¿en realidad estas dispuesto a morir para salvarla de su propia maldad?!.-, elevando la tonalidad simple y apatica de su voz, cambiando el carisma de su rostro, para expresar de forma mas molesta, y seria, se veia completamente atonito, retrocediendo su brazo diestro, y elevando el izquierdo angulandolo y postrando su mano zurda a la altura de su pecho, para luego separar sus piernas a extensa distancia, inclinando su la parte zurda de su torso hacia delante, tomando una postura de ataque, en ese momento, no dudo en gritar de nuevo el nombre de su compañero -.¡¡SIEGFRIEEED!!.- al instante de haber musitado con fuerza el nombre del compañero Santo, extendio hacia el muro, el brazo derecho, y con una fuerza implacable de su puño, impacto sobre el centro de la estructura del Muro de hielo, y al impactar directamente con este, numerosas grietas sobresalieron de esta posición, hasta extenderse por toda su coraza, seguidamente al momento, dieron paso a la destrucción total de aquel muro, causando un fuerte y grutural sonido, un enorme impacto, los restos del muro, sobresalieron en expulsión al momento de destruirse su composicion, quienes se desintegraron al breve segundo de haber empleado este efecto, gracias a la potencia del cosmos de Raito, y la fortaleza que habia perdido el muro al momento del golpe..

de esta formar sin perder tiempo, empezó a extender sus brazos hacia delante tomando impulso, en consecuencia con sus piernas, empleando una muy ligera y rapida corrida hacia la posición donde se encontraban ambos caballeros dorados haciendo acto de la batalla que en definitiva, estaba concluyendo de forma errada, nada a lo que suponia Raito al observar la batalla desde aquella posición, en ese momento, se detuvo con una expresión traumante, al sentir que la vida de Siegfried, se estaba apagando, estaba en sus limites, de sus orbes empezaron a descender silenciosas lagrimas, que con fiereza fueron limpiadas por la empuñada mano de Raito, -.¡No puedes morir!.. ¡hoy no morirás!.- continuando su corrida hacia aquel lugar que se estaba transtornando en un suceso de batalla, a un dramatico suceso-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Camino de sangre   Dom Ago 08, 2010 5:59 am

** Y sin que nadie lo esperara, la Acuariana rodeó el torso del caballero con sus frágiles brazos mientras apaciguaba las bajas temperaturas que azotaban al lugar sin compasión, pues sabía que no podía matarlo por ser un Atheniense, sin embargo, parecía que las palabras del Alemán la habían conmovido y eso era suficiente para perdonarle la vida. - No sé por qué cometerías una estupidez así, he matado a tu gente durante muchos años, hasta podría matarte ahora, no tienes energía, estás débil y te tengo lo suficientemente cerca como para atravesarte el corazón con dos de mis dedos. - Pareció sonreír tras musitar aquellas palabras, para añadir. - Sin embargo, eres un Santo de Athena, no puedo permitirme hacer algo así, prometí no levantar mi puño contra la misión que se me fue otorgada al portar el manto de Acuario, así que te salvaste por ahora. - Finalizó aquella oración al brindarle un poco más de soporte al sujeto al abrazarlo con más fuerza, de este modo, se colocó a su costado sin soltarlo, para posar uno de los ajenos brazos tras su cuello y deslizar el suyo un poco más abajo de la axila, dándole más sostén en aquella posición. Fue así como rápidamente divisó al santo de leo acercarse. - Tú, ¿podrías sostenerlo? el cosmos que emerge de tu cuerpo es muchísimo más cálido que el mío, así que le hará mejor estar contigo. - Suscitó suavemente, su mirada parecía ser ahora más blanda y cálida, quizá el trozo de cristal hundido en su corazón se había debilitado un poco, dándole prioridad al ahora débil Santo de libra que yacía en sus brazos. **
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Camino de sangre   

Volver arriba Ir abajo
 
Camino de sangre
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» BURNING . PURA SANGRE (15 DE OCTUBRE DE 2013)
» VENDO REVISTAS (BLACK LIGHT,HELL AWAITS,GRIND ZONE,A SANGRE Y FUEGO)
» Sacramento- "A sangre y fuego"
» SÔBER Y DARKNOISE
» Bon Jovi- Always

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: Foro Administrativo :: Las cosas del pasado-
Cambiar a: