BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 La Batalla a Alta Velocidad

Ir abajo 
AutorMensaje
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: La Batalla a Alta Velocidad   Lun Jul 26, 2010 10:31 am

A alta velocidad por Europa Continental, dos fuerzas opuestas se acercan a Saint City...





El Tren habia partido desde Madrid, a la media hora llego a Zaragoza, y luego a la hora y media a Paris. Despues de dos horas de viaje el tren iba directo a si siguiente destinacion... la famosa ciudad de Saint City. Saint City se habia convertido en un nexo de la vida moderna en esta era, las altas tecnologias provenian de este lugar que sin dudas contenia la mayor poblacion de todo el planeta, un estimado billon de personas en una ciudad que cubria lo que mas bien parecia una pais pequeño.

Este tren era de alta velocidad, capaz de cubrir grandes distancias a una velocidad increible... quien hubiera pensado que desde Madrid hasta Paris tardarian tan solo dos horas? Era un modo de viaje simple y eficaz y era mucho mas popular que un vuelo que era mas caro y requeria mas mantenimiento y tiempo de espera. Para algo de contente a continente estaba bien pero para viajar por Europa nada superaba este veloz tren.

Los trenes estaban controlados por el publico y, como bien se sabe a estas alturas, el publico es controlado por la Iglesia Catolica. Hoy habia una extraña cantidad de soldados vaticanos abordo y estaban registrando el lugar carril por carril... lo cual seguramente seria peligroso para los dos Santos que estaban a bordo. Raziel de Triangulo e Isamu de Pegaso no se conocian en lo absoluto... pero aquel peligro iba detras de ambos...

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Lun Jul 26, 2010 10:48 am

Tras los sucesos en Toledo, Isamu habia partido tan rapido como pudo de aquella ciudad y fue directamente a Madrid. Alli tomo el tren que lo llevaria hacia su ciudad natal pero, antes de que pudiera desembarcar, el santo vio a varios soldados del Vaticano esperando en la estacion. Decidio ocultarse en los asientos y seguir su viaje. Se hubiera bajado en Francia pero el joven Santo de Pegaso no confiaba mucho en esos sucios franceses y continuo abordo. Al conocer el ultimo destino, Saint City, decidio que aquel seria un buen lugar para desembarcar. Despues de todo, no era mas facil ocultarse entre un billon de personas? Si, en definitiva lo era. Ademas, entre tanto seguramente encontraria al menos una pista de su hermano Kataki...

Vestido en su ropa habitual, Isamu llevaba una chaqueta desgastada de cuero sobre una camiseta roja sin letras y mangas. Sus pantalones vaqueros de color azul tambien tenian su desgaste pero era lo unico que tenia. Un joven santo ateniense de trece años no es que tuviese muchas opciones a la de conseguir dinero. Isamu solia quitarle el billetero de encima a cualquiera que derrotaba y asi lograba mantenerse comido o pagarse los viajes y las estancias.

Estaba sentado en un asiento contra la ventana con los ojos cerrados, fingiendo estar dormido pero atento a todo lo que ocurria a su alrededor. Noto que habia una cantidad bastante grande de soldado a su alrededor y en todo el tren... quizas era un problema, asi que intentaria pasar tan desapercibido como le era posible....
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Mar Jul 27, 2010 4:49 am

Tras un largo vagaje sin rumbo por varios lugares rurales de Europa, siempre evitando las grandes ciudades y los caminos concurridos; en uno de los villorios que habia visitado, el Santo del Triangulo habia escuchado sobre el popular tren de alta velocidad que recorria desde Madrid a Paris, y que tenia por destino una cuidad muy poblada, el cual era un lugar mas que perfecto para mantenerse aun oculto.

Vestido con su ropa habitual, Raziel lleva una polera larga y de mangas cortas, de un color celeste la cual se encuentra amarrada de manera simple 5 dedos debajo de su cuello y se encuentra algo andrajoza tanto del extremo de sus mangas como de la parte inferior de esta, pero no viendose su atuendo sucio por su estado, sino que demostrando que era mas que nada el estilo de su ropa, la cual por su largo termina un tercio por encma de sus muslos; sus pantalones de tela de un color cafe muy claro no denotaban desgaste alguno; y por encima de su polera le cruza un cinturon de color cafe de cuero simple y en sus rodillas usa unas rodilleras cortas de color cafe a modo de proteccion en dicha zona.

Tras haber conseguido el boleto de dicho viaje; el cual le fue entregado por un campesino que ayudo a salvarle la vida, Raziel abordo el tren en Madrid; pero sin antes percatarse que no se encontraba solo. Observando entre los largos cabellos de su chasquilla azulada, pudo observar que algunos guardias vaticanos tambien lo acompañaban abordando el tren; por lo que decidio subir junto con la multitud que lo abordaba de la manera mas discreta posible, siempre mezclandose con la multitud y evitando acercarse a los representantes de Vaticano. Ya estando en el interior del tren camina por el pasillo entre la fila de asientos que se ubica a los costados de este, sentandose en el centro del vagon, en uno de los asientos que daba hacia la ventana, pero estando siempre atento a los movimientos de los guardias, vigilandolos de forma discimulada y cuidadosa.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Mar Jul 27, 2010 5:23 am

Parecía un batallón que marchaba a una contienda, los demás pasajeros que esperaban abordar los miraban con distintas expresiones, algunos con molestia y otros más con asombro, era tan inusual ver a tantos militares en aquel trasporte y eso ya era un decir, normalmente la línea que recorría aquel trasporte era la más segura de toda Europa, era común ver decenas de guardias en cada estación inspeccionando a los pasajeros que abordaban pero aquello era algo anormal, incluso desconociendo que quien lideraba el operativo de vigilancia era uno de los templarios.

-Nuestra señora Gabriel ha informado que pronto comenzaran a movilizarse y que probablemente su objetivo sea Saint city, revisen uno a uno, identificaciones oficiales, pasaportes, cualquiera que tenga una apariencia que levante sospechas debe ser reportado inmediatamente –Aquel hombre que lideraba a los otros dirigía al último grupo que asenderea al tren, su apariencia no era demasiado llamativa era totalmente negra y contrastaba con sus largos cabellos rubios platinados y sus profundos ojos grises carentes de emoción alguna, oía los murmuras molestos de los usuarios y alzo la voz para que todos los que estaban a su alrededor escucharan con atención- La seguridad de toda la población está en riesgo, nuestro principal objetivo es preservar nuestra seguridad de cada uno de nuestros pasajeros!

Aquello pareció calmar un poco, si era por su seguridad, entonces estaba bien, después de todo, ellos representaba la fuerza de Dios, si había alguien capaz de protegerles de cualquier desgracia, no podía ser nadie más que ellos.


La inspección comenzó apenas se puso en marcha la gran maquinaria, cada vagón era examinado y a cada persona le era requerida su identificación y su pasaporte, en algunas estaciones algunos hombres eran detenidos y llevados inmediatamente fuera. Finalmente llego el turno del último viaje del tren, el que llevaría hasta su parada en Saint city y los últimos pasajeros que no habían sido examinados pasarían la prueba, uno de los soldados se detuvo en el asiento de un hombre de apariencia desaliñada y mal gesto, antes de hablarle lo observo cuidadosamente vestia una chaqueta desgastada de cuero sobre una camiseta roja sin letras y mangas además de unos pantalones vaqueros –Caballero, sea tan amable de mostrarme su boleto de viaje, pasaporte o identificación oficial además de su equipaje.

Lo dijo como si fuera una maquina entrenada para aquella aburrida y cotidiana tarea, ya eran los últimos pasajeros y no habían encontrado nada relevante, todos aquellos que habían sido detenidos no eran “los que buscaban” asi que lo mejor era darse prisa y terminar para continuar su búsqueda en el siguiente tren.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Mar Jul 27, 2010 9:16 am

Desde lo lejor ya Isamu pudo ver como empezaban a inspeccionar este carruaje y como iban acercandose a el. Comenzo a sentir una gran rabia incontrolable en el interior de el que no podia detener, como una tormenta en su interior crecio y crecio en su corazon hasta convertirse en un hurracan. No solo oprimian al mundo y cazaban a los caballeros como el y ahora tambien incordabian a los pasajeros de un tren? Seran hijos de puta... su cuerpo estaba temblando de la rabia. Lo unico que le faltaba ahora es que uno de esos pedazos de mierda se atreviese a dirigirle la palabra con sus sucias bocas.

–Caballero, sea tan amable de mostrarme su boleto de viaje, pasaporte o identificación oficial además de su equipaje.- Lo habia hecho! Le habia hablado y ahora encima lo estaba mirando! Isamu cerro los ojos un momento, cerrando la boca comenzo a apretar sus dientes mientras que sus puños se cerraban con tanta fuerza que comenzo a sentir como sus uñas se clavaban en la palma de su mano. Ya era suficiente, maldita sea! - Quieres.... quieres mi boleto?...-

Isamu abrio los ojos repentinamente y miro hacia aquella persona pidiendole el boleto con un odio tan intenso que seguramente lo hecharia hacia atras. Sentia como su cosmos crecia en su interior junto a su rabia. - Quieres mi boleto? Toma mi boleto, pedazo de mierda!... PEGASUS RYSEI KEN!!-

Gritando el nombre de su ataque se lanzo contra la persona que le habia pedido el boleto, lanzando mas de cien golpes por segundo por todo su cuerpo a la velocidad del sonido. Seguramente malheriria la persona y si tenia suerte el impulso de su golpe lo lanzaria contra la ventana de los pasajeros de al lado, mandandolo volar hacia afuera. Ahora que el tren viajaba a una increible velocidad la turbulencia que sufriria el hombre fuera del tren seguramente romperian su cuerpo y lo matarian... para luego quedar rematado por el suelo o las vias del tren. Eso suponiendo que su ataque inicial no hacia todo el trabajo de ante mano.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Jue Jul 29, 2010 4:35 am

(Raziel perdio el turno por el demoro al postear)

El soldado lo miraba sin interés.-Quieres.... quieres mi boleto?...- le escucho decir, y este solo se disponía a contestarle como un autómata –Si es tan am-…

Quieres mi boleto? Toma mi boleto, pedazo de mierda!... PEGASUS RYSEI KEN!!-

El hombre cuyo poder está muy debajo del caballero de bronce ni siquiera pudo percibir aquello que llamaban “cosmos” mucho menos predecir lo que ese poder podía causarle. Ni siquiera le vio venir, el límite de su visión solo alcanzo a distinguir un destello y enseguida su cuerpo destrozándose internamente mientras era impulsado velozmente hacia el otro lado del tren estrellándose su cuerpo contra la solida aleación de los metales que conformaban las paredes del trasporte. No lo perforo solo dejo una abolladura de amplio diámetro y la un par de asientos destruidos, pero la onda destructiva de los golpes rompió los cristales de todas las ventanas haciendo que se rompiera el equilibrio de la presión del exterior con el interior y fuertes ráfagas de aire entraron por los huecos agitando todo el interior

-AAHHHHH!!!!!!! –Los gritos de la gente que se aferraba a sus asientos para no ser arrastrada por el viento apenas si eran distinguibles entre los silbidos del viento, en pocos segundos la alarma de emergencia se alzo entre el tumulto y la totalidad del los soldados que habían subido al tren llegaron al vagón donde se había originado todo el tumulto cerrando los dos accesos – ENCONTRADO!! OBJETIVO ENCONTRADO!!! ESPERANDO ÓRDENES! –El comunicador del jefe de la operación no paraba de sonar, pero no hacía falta, aquel tumulto había sido evidente en todos los vagones donde la alarma no paraba de chillar estruendosamente.

El hombre rubio que para ese momento corría atravesando desde el ultimo vagón hasta el punto de emergencia murmuro dando instrucciones –Centro de comando, no deben detener el tren, de hacerlo el objetivo tendría más facilidad para escapar, mantengan la velocidad, evacuen a los pasajeros a los vagones más lejanos, mantengan sus precauciones, puede que haya más de uno, y al completarse la evacuación procedan a bloquear todas las puertas… Central de Saint city, preparen un grupo de seguridad, está próximo a llegar el tren con un sujeto identificado y clasificado como altamente peligroso… -Pero las palabras del hombre quedaron apagadas por la llamada que venía directamente de su superior, la oia clara, como si estuviera de pie justo a su lado.

-Dante Schiavone, de la cruz del viento… -Aquella voz le hiso paralizar su cuerpo, era inesperado, no pensaba que alguien como “ella” fuera a molestarse en hablarle personalmente–S-si! A sus órdenes.

-El hombre que han encontrado, el santo de Athena, al parecer puede tratarse del santo de bronce, Pegaso…- La voz sonaba tranquila pero en aquel hombre causaba una conmoción impresionante que solo se limitaba a escuchar- Encárguense que apresarlo sin provocar demasiado alboroto… pero ten precaución, puede que se trate de un caballero de bajo rango, Pegaso puede ser un hombre muy peligroso…

-E-Entendido!.

-Una cosa más… traten de encargarse antes de que lleguen a la estación de Saint city… pueden tener… contratiempos… es todo, que Dios lo bendiga…-La trasmisión clara y limpia termino dejando de nuevo el ruido habitual de los radios intercomunicadores de los soldados de la Iglesia. El templario de inmediato continuo su carrera, no le sorprendía que esa persona tuviera esa clase de información, le llamaban “L'occhio di Dio” el mensajero que lo podía ver todo, se decía que tenía acceso a todos los sistemas de comunicación y redes del mundo. Ella misma había sido quien ordenó el operativo de los trenes y la prueba de su poder era que había usado la red de comunicación para hablar directamente con él. Dante era un hombre hábil de mente, había escuchado que no era el primer Arcángel que intervenía directamente en la cacería de Caballeros Athenienses, eso solo podía indicar una cosa, que el panorama más pesimista que se tenía previsto se estaba volviendo realidad, pronto aquel grupo de herejes saldría de la oscuridad en la que se les había sometido para tratar de levar sus puños en contra de Dios, era estúpidos, como quererle escupir al cielo.

-Alto ahi, en nombre de la Santa Iglesia Romana y por la gracia que Dios nos concede, debe ser arrestado, por favor, evitenos una lucha y perdidas inecesarias.

Por fin habia llegado hasta donde estaba el hombre rodeado sin aparente escapatoria.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Jue Jul 29, 2010 9:57 am

La joven habia vagado por muchos paises, solia pedir ayuda con su rostro angelical mientras su fiel minino le ayudaba a saquear un poco algunas vitrinas o bolsas para conseguir alimento o la pasta necesaria. Siempre llevaba puesta su armadura, solo que esta era resguardada por un manto blanco en especie de toga que cubria todo su cuerpo y solo dejaba a la vista su cabeza, luciendo su cabellera dorada, sus ojos azules y sus rasgos tan finos y delicados como los de un angel, siempre junto a ella caminaba un minino de color negro el cual llevaba una cinta blanca en su cuello, el minino respondia al nombre de Ryo. Ambos habian llegado a Paris y se disponian a abordar el tren rumbo a Saint City, de seguro en esa ciudad podria encontrar lo que tanto buscaba.

- Ryo, es hora de ocultarse - Le susurro delicadamente al gato a la vez que estando agachada entreabrio un poco su ropa para que el gato subiese hasta su cintura y se mantuviese ahi - Nyo - Mauyo el gato el cual siguio las ordenes y se aferro a su cinto, justo donde se encontraba el latigo de la joven.

Yumi habia logrado conseguir un pasaje con sus artimañas, y pese a todo tenias su papeles en "regla", o simplemente lo necesario para poder viajar, de su hombro caia una pequeña mochila bastante desgastada en la cual llevaba algunas provisiones para el viaje y algunos documentos y fotos de sus recorridos. Al llegar a la estacion, vio a los Templarios que resguardaban el lugar, lo que hizo que en su interior comenzace a prenderse una pequeña llama, queria atacarles pero sabia que no debia hacerlo. Con una sonrisa, que aunque fingida, cautivaba a cualquier hombre la viese, saludo a los templarios y abordo el tren dirigiendose hasta el ultimo vagon.

Luego de un momento un soldado comenzo a pedir boletos y demas papeles en el vagon, pero se vio detenido ante un joven que no parecia muy inteligente pero que le ayudaria para poder escapar de ahi si algo ocurria, cuando comenzaron a transportar a los demas civiles a los vagones lejanos, Yumi decidio ocultarse al instante, en un lugar cercano pero seguro donde podria ver cualquier movimiento de estos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Jue Jul 29, 2010 11:02 am

El ataque de Isamu habia sido mas que certero; habia destruido cualquier vida habia tenido aquel boletero sin mas nada. Por desgracia, Isamu ahora se daba cuenta de que habia cometido un grave error. El viento que venia desde las ventanas rotas era increible; casi al punto de que era dificil mantenerse en pie. Pero eso no paraba a Isamu quien comenzo a elevar su cosmoenergia para propircionarle mas fuerza en todo el cuerpo y resistir aquellas imponentes rafagas desde afuera. No solo eso sino que una alarme sono por todo el tren indicandole la posicion al mundo de la localizacion del Caballero Pegaso. Saco una capsula desde el bolsillo de su abrigo para luego quitarse el abrigo y lanzarlo a su silla. Era la hora!

Apreto la capsula y esta se partio y de una explosion de humo surgio la caja de pandora donde estaba guardada la cloth del santo de Pegaso.
- Ven a mi, armadura de Pegaso!-

Hubo una explosion de luz desde la caja y esta desparecio dejando en su lugar la armadura sagrada de Pegaso que de pronto se desprendio y se coloco como por arte de magia en el cuerpo de Isamu, vistiendole en su cloth. Con su armadura puesta Isamu comenzo a sentir una gran cantidad de poder fluir por su cuerpo y se coloco en pose de combate justamente cuando el enemigo le rodeo en aquel vagon, cerrando las puertas... como si el hubiera considerado que fuese una opcion huir. Bah! Idiotas! Como si el huiria de unos maricones de este tipo!

Su cosmos comenzo a agrecer aun mas mientras separo sus piernas y alzo sus brazos para ponerlos en posicion de su tecnica de meteoros. De pronto aprecio la persona que Isamu automaticamente asumio que era el jefe de todos ellos y le hablo;
-Alto ahi, en nombre de la Santa Iglesia Romana y por la gracia que Dios nos concede, debe ser arrestado, por favor, evitenos una lucha y perdidas inecesarias.- Quienes se creian que el era? No era ningun maricon y el no se rendia. Nunca. No era una opcion.

- No se que quereis conmigo pero yo no os he hecho nada!- Ignoro por completo el incidente con el boletero. -Y si creis que voy a rendirme ante una panda de mariconas como vosotros si sois bien estupidos! Usare mis meteoros para daros de ostias hasta que se te ajusten los cerebros y aprendais de una puta vez por todas no joder con Isamu, el caballero de Pegaso, cachos de mierda andantes!-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Vie Jul 30, 2010 2:43 am

Tras el que habia sido un muy tranquilo viaje sin ninguna novedad; Raziel siente repentinamente como el vagon del tren se sacude levemente, siendo algo esto fuera de lo comun y tras dicho acontecimiento se logra sentir una cosmo energia que se eleva dentro del mismo tren.
- Excelente, al parecer la accion ya comenzo en alguna parte. -
Dice para si mismo mientras empieza a escuchar la alarma de emergencia dentro del vagon y repentinamente comienza a llegar mas gente desde la parte trasera del tren, comenzando levemente a llenar el pasillo central.
Sin previo aviso, Raziel se pone de pie para dejar su asiento e infiltrarse al tumulto de gente que avanza hacia el frente del carro, avanzando él en direccion contraria de la masa, queriendo llegar al lugar donde se esta llevando acabo la accion y poder ver quien es el dueño de dicha cosmo energia.
Tras ir atravesando vagon por vagon, siempre iendo en contra de la masa; al llegar a uno y abrir la puerta que lo separaba del otro, sintio como una gran rafaga de viento entro de golpe al abrir dicha puerta y pudo notar que alli es el lugar donde se encuentran un gran numero de guardias vaticanos, los cuales amenazan a un chico que se encuentra alli, quizas el causante de dicho alboroto. Se mantubo alli en silencio, siempre observando dicha escena, esperando hacer algun movimiento ante el mas leve acto que pudiera pasar en su contra.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Sáb Jul 31, 2010 12:35 am

- No sé que queréis conmigo pero yo no os he hecho nada!- El Templario sonrió burlonamente ante su comentario, parecía no tener mucho cerebro, puños y fuerza no eran suficientes en una pelea, si no el intelecto y temple-Y si creis que voy a rendirme ante una panda de mariconas como vosotros si sois bien estúpidos! Usare mis meteoros para daros de ostias hasta que se te ajusten los cerebros y aprendáis de una puta vez por todas no joder con Isamu, el caballero de Pegaso, cachos de mierda andantes!-

¿Estúpidos? Quizá estaba confundiendo los papeles era otro… el mismo había confirmado su identidad, ese niño de poca inteligencia era ni más ni menos que el caballero de bronce Pegaso… Recordó las palabras del arcángel. Si ese hombre era el verdadero Pegaso, el mismo se encargaría de eliminarlo antes de que se volviera un verdadero peligro para la Santa Iglesia.

La orden de mantenerse alerta había sido obedecida al pie de la letra y todo lo que las cámaras de seguridad estaban siendo informadas al hombre al mando. Dante sonrió y dio un par de pasos –Atrápenlos. Yo me hare cargo de Pegaso.

Las cámaras habían localizado a dos sospechosos mas, una chica, oculta entre los asientos y un hombre que había desobedecido la orden de evacuar y había atravesado varios vagones hasta ese punto. De inmediato la información llego a todos los soldados a bordo y un grupo de vanguardias se lanzo con armas en mano sobre la chica que era la más cercana y otro tanto volvió sus pasos para irse sobre el que estaba a la salida del vagón. La chica probablemente no tendría a donde ir, estaba rodeada, si era más inteligente que Pegaso, evitaría mas alboroto.

-En verdad me avergüenzan Santos de… no, no merecen ser llamados de esa forma herejes de mierda… -era un hombre de Dios, pero no era el más correcto entre todos los que servían a él- Al menos Pegaso ha tenido más honor al dar la cara pero ustedes se esconden como ratas despreciables temiendo la ira de los cielos… me dan asco no merecen ser recibidos en la gracia de Dios!!

El Templario se saco el saco negro que cubría su cuerpo y era parte de su uniforme dejando a la vista una armadura del mismo color que protegía todo su tronco y cuello, debajo del resto de su vestidura continuaba esa protección capaz de resistir los efectos de la presión del viento y daba estabilidad a su cuerpo, ya que esta era su fuerza otorgada por los cielos. En su brazo diestro llevaba plegado algo parecido a una cruz alargada que separo cuidadosamente si quitarle la vista de encima al caballero de Athena. La cruz se extendió a lo largo y este la sujeto como si se tratase de un arco aunque no tenia cuerda ni se veía que cargara con flechas, una vez que los soldados se había dispersado para ir por los otros dos pecadores el espacio estaba libre entre Isamu de Pegaso y Dante Schiavone de la Cruz del Viento. –Que será más fuerte pecador, Tus puños o mis flechas?

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   Sáb Jul 31, 2010 12:11 pm

Yumi se habia escondido detras de unos asientos a un laodd el pasillo, miraba fijamente el santo, vio acercarse un tipo bastante armado que llamo mucho su atencion, dentro de sus ropajes, Ryo se movia un poco he hizo que Yumi se riera levemente.

- No hagas eso Ryo, no e sbuen momento - susurro delicadamente, a la vez que posaba una de sus manos sobre el gato por ensima de sus ropas. Luego de este pequeño percanse siguio prestando sua tencion a la conversacion que sostenian el santo y el guerrero del vaticano. Seguia esperando que pasara algo para ver como actuar.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Batalla a Alta Velocidad   

Volver arriba Ir abajo
 
La Batalla a Alta Velocidad
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» los videojuegos y el heavy metal en el campo de batalla
» BATALLA 17
» BATALLA 55
» BATALLA 8
» BATALLA 18

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: Foro Administrativo :: Las cosas del pasado-
Cambiar a: