BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 La Batalla Bajo la Montaña

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Miér Jul 28, 2010 10:02 pm

Los hombres observaron temerosos la figura que caía del cielo, aproximándose hacia ellos…habían visto como él mismo asesinó a las réplicas creadas por su tecnología; habían visto como, con una fuerza sobrenatural, otorgada obviamente por el propio satanás, él, ese ser que emitía aquella luz dorada de forma cegadora…¡ESE QUE HABÍA DERROTADO EL PODER DE JEHOVÁ!...además, ahora, la visión de estos había sido obstruida por el poder del mismo, ya muchos estaban templado de temor, otros tantos se mantenían en sus posiciones, pero ya estaban dudando del verdadero poder del Padre de todo.

De pronto, un tirón los hizo soltar sus armas y seguidamente, a sus mentes llegó una voz omnipotente que comenzó a hablarles de una forma tan profunda, la cual, comenzó a hacer colapsar aquella barrera de más de 25 soldados…varios comenzaron a sentirse desequilibrados, cagándose inclusive encima…otros, inmediatamente quedaron quietos, pero con el corazón en la boca, sin valor para enfrentarse a un ser de semejante poder…así pues, apenas éste les dio la oportunidad de huir, no dudaron en hacerlo, se dieron media vuelta y comenzaron a correr hacia el interior de las instalaciones de la fortaleza…parecían emplear una cueva como portal y entraron a esta, sin dudarlo ni un segundo…pero…precisamente un segundo bastó para que una luz resplandeciente surgiera del interior de la cueva y luego se generara una implosión que terminó despidiendo hacia atrás, hacia el Caballero de Gemini, a todos y cada uno de ellos-
¡BAAAAM!-Se escuchó en el sitio, mientras aquella luz iba descendiendo en luminosidad, hasta desaparecer por completo.

Cuando lo hizo reveló una escena devastadora, todos los Vanguardistas habían sucumbido ante el extraño poder y los que primero entraron a la cueva fueron tristemente desintegrados por el mismo aún a pesar de llevar sus exoesqueletos. También al poder deslucirse un poco con la mirada, cualquiera notaría otra presencia que venía caminando con arrogancia hacia el exterior del bunker. Era una figura con un par de inmensas alas blancas, de una envergadura abrumadora, poseedora de cabellos platinados, de un color similar a los del santo de géminis y ataviada en una especie de armadura de mismo color…en sus labios yacía una sonrisa sutil y pícara con la que adornaba su rostro de facciones rudas-
Aquellos…que al ver el poder de Satán abandonan las filas de Dios, no merecen más que una muerte dolorosa…-Afirmó el recién llegado, con voz juvenil y vigorosa, aproximándose hacia quien sería su nuevo objetivo…
Spoiler:
 


_________________
··¤(`×[¤ Lιвяα иσ ѕιєgfяιє∂ ¤]×´)¤··
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Jue Jul 29, 2010 4:25 am

Después de unos segundos observando un mechón de su tan preciado cabello, miro se soslayo a su compañero de celda, el cual parecía algo divertido - ¿Qué es tan gracioso? – se pregunto, dejando a un lado sus hebras lilas.

Permaneció unos momentos en silencio, observándole. El tono rojizo que aparecía en las mejillas del portador de la armadura de unicornio no paso desapercibido por la muchacha. Gabrielle sonrió, intentando no reír –Que curioso…¿Por qué…- antes de que terminara de formularse la pregunta, escucho de nuevo la voz de Kaito. -Te conviene cambiarte, tratare de no mirar- ante aquello, la muchacha alzo su ceja derecha y abrió su boca para replicar, pero… - ... digo, no mirare jeje- no pudo mas que ladear su cabeza un poco, al ver como este se volteaba.

Se dispuso a tomar los bordes de su inservible blusa, para así irla subiendo – Que si hace frio…- pensó, al incrementarse la vulnerabilidad de su piel descubierta. -A mi me atraparon gracias a una muy elavorada trampa...- comenzo a relatar el muchacho, Gabrielle asintió con su cabeza, a pesar de que este no podía verla. - Bueno no fue tan elavorada, pero si me atraparon a causa de una trampa jeje, ya ni se hace cuanto paso eso... – Ya terminando de quitarse la blusa, la dejo a un lado suyo. Se froto las manos contra los brazos un par de veces, al sentir una desagradable y helada sensación sobre su pálida piel. -Desde ese dia me han estado tratando de sacar informacion, quieren saber cosas como "Donde estan los demas sucios Caballeros" o "Como se usan estas armaduras, cual es el secreto"- La muchacha escuchaba con atención cada palabra dicha por Kaito, mientras terminaba de ponerse la blusa. Al instante pudo sentir la calidez en su piel, ciertamente reconfortante. - Pero es imposible que sepa esas cosas, no conosco ningun otro Caballero por desgracia, aunque ellos creen que si y tambien yo pretendo conocerlos, y en cuanto a la armadura siempre les digo cosas absurdas para entretenerme, aunque me castigan bastante por eso jaja- Gabrielle no pudo evitar reir ante la ocurrencia de su compañero.

-Asi que el no conoce a nadie mas, al igual que yo… Uhm.. los cristianos…¿Trataran de usar las armaduras para su beneficio propio?... Lo han maltratado tanto- sus pensamientos fueron interrumpidos por la voz del joven -Extraño ver la luna...- La portadora de la armadura de aries ladeo su cabeza sutilmente – Entonces si a de llevar mucho tiempo encerrado aquí …- pensó con la mirada baja, al tiempo en que estiraba uno de sus brazos – Uhm… ya puedes mirar – indico, alcanzando a rozar suavemente sus dedos en el brazo de Kaito – Gracias, de verdad – su voz era suave, lo suficientemente audible para que el la escuchara.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Jue Jul 29, 2010 10:25 am

A mi me atraparon gracias a una muy elaborada trampa... Bueno no fue tan elaborada, pero si me atraparon a causa de una trampa jeje, ya ni se hace cuanto paso eso... Desde ese dia me han estado tratando de sacar información, quieren saber cosas como "Donde están los demás sucios Caballeros" o "Como se usan estas armaduras, cual es el secreto" pero es imposible que sepa esas cosas, no conozco ningún otro Caballero por desgracia, aunque ellos creen que si y también yo pretendo conocerlos, y en cuanto a la armadura siempre les digo cosas absurdas para entretenerme, aunque me castigan bastante por eso jajá .- Escuchó atentamente el joven , para luego mencionar tranquilo : Bueno eso es cierto , yo también fui muy débil y por eso me atraparon..desde entonces nos quieren sacar información a la fuerza , con golpes y todo eso.. pero nadie dirá nada verdad ?-Muestra una cálida sonrisa para sus dos compañeros , para luego observar que el Kaito San era muy amable con Gabrielle-San .- Vaya, me alegro que por lo menos los dos se lleven muy bien.. -para que en ese instante de escuchar .. "Te conviene cambiarte, tratare de no mirar... digo, no mirare jeje- colocarse adelante de Gabrielle-San con su rostro un poco sonrojado y tapando con sus manos estiradas hacia los costados : Hay una cosa que me hace desconfiar de usted Kaito San.. - para luego ver que aquella caballero Dorada ya se había cambiado y un poco más tranquilo retirarse : Debemos ser fuerte ante esto.. nadie se debe enfermar.. .- y su compañero nostálgico menciona " Extraño ver la luna .- es un sentimiento que el Fix compartían por el simple echo de que ya llevaban mucho tiempo ahí.. Thomas piensa en voz alta.. - Mi hermano vendrá? ..Sabrá que lo necesito? .. ¿ Quedrá que aguante más? .- para luego que dos lagrimillas salgan de sus ojos significante de su corazón puro y sencillo..
-Ya llevan mucho tiempo aquí? .- pregunto aquella mujer.. meneando sus cabellos de un lado a otro .-
Claro , Kaito San siempre esta de nostálgico .. - tratando de limpiarse esas lagrimillas por qué sabe que debe ser fuerte y aún no perder las esperanzas.. - de paso se levanto y se dirigió hacia las celdas y preguntó : Que estará pasando ahí afuera?.- para luego dirigirse y sentarse al lado de Gabrielle-San y preguntarle : A pesar de ser una chica tan hermosa siento que tú eres muy fuerte..- sintío en aquel momento dentro de su corazón que muy lejos de ahí , su hermano no deja de pensar en el y que confía en que sobrevivirá , con ese sentimiento de confianza .. Fix se dá fuerzas, con su diestra toma aquel collar que contiene la foto de su hermano , lo mira y se queda pensativo para luego crear un monologo en su interior : ¿ Qué harías tú en mi posición Leonardo?.-.. y disfrutar de aquel silencio que deleitaba aquellas celdas ..
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Vie Jul 30, 2010 3:18 am

Thanar había logrado sin dificultades influir a aquellas personas que inmediatamente no dudaron de que su poder pudiera aplastarlos sólo de desearlo. Los efectos, por lo que vio, fueron rápidos y efectivos. Los hombres estaban abandonando las filas en medio de un tumultuoso caos en donde parecían disputarse quien se alejaría primero del rango de Thanar o por lo menos antes de que cambiara de opinión. Para desconcierto suyo, los guardias se habían desintegrado de la nada a la vez que una luz salía del fondo con una especie de onda expansiva. Al estar Thanar tan atrás y tener una gran cantidad de cosmos cargado, le bastó quedarse de pie y que la poderosa bruma dorada se encargara de repeler aquello.

Dentro de su mente pasaban un montón de posibilidades, pero el 95% de ellas eran malas y el 5% eran buenas. En un momento incluso llegó a pensar que se trataba de un milagroso Stardust Revolution. Claro que, al develarse la apariencia de aquel individuo, el 95% terminó derrocando a las bajas chances que había en la mente de Thanar, la cual ahora pronunciaba para sí cantidades abrumadoras de improperios. Este ser llevaba… ¿Alas? Al final su hipótesis se había cumplido. ¿Sería ese el ángel del cual le hablaba el vanguardista al cual dejó ciego? Su presencia, aunque poderosa, no parecía suficiente de todos modos. Tendría que verificarlo.

Lo que si sabía es que si antes estaba enojado, ahora lo estaba más. De todas formas, esto no empeoraba su rendimiento, sino que paradójicamente lo mejoraba a costa de perder su verdadera identidad de manera latente. Como si fuera un torrente inacabable, el cosmos fluía y fluía manteniendo una constancia. Sus ojos le recorrían el cuerpo fijándose en cada detalle. El sólo hecho de que se interpusiera en su camino y le hiciera las cosas más lentas, ya era suficiente motivo para odiarlo. No sólo eso, sino que mientras lo miraba encontró en él algo que le encendieron unas ganas de asesinarlo cruelmente: sus asquerosas y deformes orejas.

- Hey, pedazo de basura inmunda… Que orejas tan deformes tienes, maldito deforme injerto de la humanidad. ¿Por qué no vuelves con Santa a ayudarle a fabricar juguetes? –dijo con una voz grave y suficientemente audible para que le oyera el hombre alado. Sus palabras se expresaban venenosamente y con desprecio. Sus sentidos estaban totalmente alertas mientras tanto, con la distancia suficiente como para que si al verle mover, ya determinara el próximo movimiento.-
Volver arriba Ir abajo
Libra no Siegfried
Admin
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/07/2010

MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Sáb Jul 31, 2010 7:41 pm

Al escuchar sus palabras, lentamente la comisura de los labios del peliblanco se curvó. Era una sonrisa sádica la que se había formado en su expresión, mientras iba avanzando a paso lento, pero seguro hacia la posición del santo.

Realmente en su interior algo se oprimió, como una especie de permiso para matar…o algo parecido, realmente lo que había dicho aquel engendro del demonio le había perturbado y esto se pudo observar en sus pupilas, las cuales lentamente pasaron de ser circulares, a afinarse, de a poco, haciéndose como las de un felino…lo que realmente era él al entender de todo el mundo…un demonio que se convirtió en ángel para proteger los intereses de su adorada Rociel.

De pronto rompió el silencio, tras detenerse apenas a unos pasos de Géminis-
¿Qué es lo que haz dicho maldito…?-De forma sorprendente, una onda se formó cuando su figura “desapareció” del plano aquel y se movió como un cometa, rápido, inclusive tan rápido como la luz hacia Thanar, había dejado una estela de distorsión y una luz gris y opaca que seguiría su trayectoria, la cual lo buscaba aproximar más al santo de Athena, dejándolo la misma apenas unos centímetros la lado izquierdo del mismo y ahí, estando con las rodillas semi flexionadas, los brazos abiertos y la mano siniestra empuña sólidamente, lo observó de soslayo, sonriendo con mayor sadismo que antes, mostrando sus protuberantes caninos-Ese comentario tan absurdo te costó la vida, santo…¡Muere!-Inmediatamente, lanzó un poderosísimo puñetazo en el que albergaba toneladas de fuerza hacia el pecho, precisamente, hacia el corazón del gemelo, a la misma velocidad en la que se movió antes, mientras se acrecentaba su maniaca expresión y fruncía la piel del tabique, haciendo lo mismo con la de su ceño…realmente, no era un arcangel, pero su poder era bastante aproximado al de uno; su complexión delgada, pero atlética, lo haría un enemigo de temer, además de sus ciertas cualidades que pronto serían descubiertas por el Caballero Dorado.


_________________
··¤(`×[¤ Lιвяα иσ ѕιєgfяιє∂ ¤]×´)¤··
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   Lun Ago 02, 2010 4:42 am

Bajo aquel casco había una expresión de indignación. La expresión resultó porque Thanar logró ver el movimiento y las intenciones de su nuevo oponente a la perfección. ¿Qué era esto? Se suponía que él debe subestimar al tipo de las orejas raras y no éste a Thanar. Aun así, Thanar estando en la faceta que sea nunca subestimaba a los demás ya que era un caballero sabio. Teniendo los medios para esquivar dicho movimiento, realizado con simpleza, se limitaría simplemente a mantenerse al margen. Ya de por sí el hombre tenía que recorrer una distancia hacia Thanar.

El otro detalle que sus ojos habrían apreciado al instante es el de la armadura del otro. Estaba desprotegido en muchas partes, no sabía de que era y le importaba sólo un poco. Lo que sí sabía era que llevaba las piernas muy descubiertas y de esa manera no creía que alcanzara por completo la velocidad de la luz. Bajo su propio criterio él seguía siendo más rápido que aquel hombre alado. Así que sólo le bastó hacer el mismo movimiento que hace una puerta al abrirla. El pie izquierdo de Thanar se deslizó con velocidad hacia atrás, quedando el derecho delante del siniestro.

De esta forma quedaría de perfil hacia el hombre de cabellos plateados pero para tener mayor efectividad inclinaría su torso hacia atrás. Con el movimiento logrado buscaría esquivar totalmente el puñetazo de su enemigo que le buscaba con tanta furia, haciendo que por la velocidad del mismo siguiera de largo. Al parecer sus palabras le habían provocado lo suficiente como para haber puesto una cara de psicópata mientras intentaba agredir al santo dorado. Claro que éste movimiento sería a la velocidad de la luz, por lo que la posición de su cuerpo pareciera haber cambiado instantáneamente sin lograrse ver el proceso del movimiento.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Batalla Bajo la Montaña   

Volver arriba Ir abajo
 
La Batalla Bajo la Montaña
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» los videojuegos y el heavy metal en el campo de batalla
» Vendo bajo Warwick Corvette $$ Edición Limitada Black Dragon
» BATALLA 17
» BATALLA 55
» BATALLA 8

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: Foro Administrativo :: Las cosas del pasado-
Cambiar a: