BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 El Despertar del Dragon

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: El Despertar del Dragon   Vie Jul 23, 2010 9:55 pm

Argentina, antes de partir hay algo que deben de hacer primero....






Antes de que Cumbita y Kalte subiesen al avion, el caballero de Oro de escoprio recibio otra vision mientras que descansaba en el lobby esperando a su vuelo. Era una vision del parque nacional Nahuel Haupi, en este mismo pais. En su suenio una bella mujer de cabellos rubios andaba por el parque donde llego a un enorme lago... en el cual encontro un enorme dragon durmiendo. La joven toco el draon pero aun asi no despertaba... luego miro directamente a los ojos de Cumbita y le pidio que lo despertase.

Dos dias despues de aquella vision estaban llegando en un carro al parque nacional, habian travesado los 900 kilometros desde Buenos Aires hasta este lugar en su busqueda. Habian podido lograr alquilar un carro para venir hasta aca, un modelo algo viejo pero que aun funcionaba. Como Santos no tenian *demasiado* dinero a su disposicion pero siempre habia la manera de conseguirlo.

Ahora que habian llegado... era hora de Despertar al Dragon...

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Vie Jul 23, 2010 10:08 pm

Estando en la ubicación, sin saber que es lo que hacia allí; tampoco es que me importase mucho, pero ser arrastrado ahí porque el santo de oro "quiere ir" no era algo que me convenciece, de todos modos no tenía otra cosa mejor que hacer por el momento.

Vagueando por lo que era los adentro del parque nacional, observando todo tipo de cosas simplemente me calmaba el conocer un lugar donde no lloviese todo el tiempo, o estuviese cubierto de hielo.

Mirando al santo, con algo de criosidad -¿Qué es en sí, lo que vinimos a buscar?- pregunte, ya que la curiosidad no me dejaba en paz.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 12:28 am

-Un bello día se había alzado en la zona del lago Nahuel Huapi, en la provincia de Río Negro. La vasta naturaleza era bañada y alimentada por la aguas del lago, la pasada tormenta de la noche, que lo único que quedaba de testigo de ella era la escarcha en el suelo, y el radiante sol, que gran esfuerzo hacía por calentar el lugar, pero la temperatura no se elevaba a más de 1ºC el día de hoy. Gracias a esto, se había creado un hermoso mediodía y los turistas caminaban contentos, admirando las maravillas del lugar, la magia misma que profesan las aguas cristalinas del lago, y lo misterioso del bosque que se alza en la montaña.

Los Pinos, es la vegetación más abundante, acompañados por algún que otro arbusto florido y césped, en entre las piedras y la tierra.

Durante mucho tiempo su vida se había dedicado a entrenar, con gran placer, ya que era algo que el terminó queriendo y, también, para complacer a su padre. Ahora que había sido reconocido como su igual, él definía los horarios de práctica. Bajo, aún, tutela de su padre. En resumen, el joven solo tenía más tiempo libre, y eso era lo que disfrutaba ahora.

-Ah….-

Suspira con placer, relajando cada músculo posible. El joven de 20 años está recostado contra un arbol, apoyando solo la parte superior de su espalda en él. Los ojos cerrados y parece dormir. Posee un cabello extenso, lasio, de color negro azabache. Los ojos son de color caramelo, grandes, de mirada bondadosa. Su complexión física esta llevada casi a los límites humanos, posee un cuerpo relativamente grande, pero sin exageraciones, más si, su masa muscular es fibrosa, fuerte, flexible y ágil.

-Hehe…-

Ríe para si mismo, sin abrir los párados. Recordando la vez que se había quedado dormido en esa postura y los turistas asustados de que estuviera desmayado en el frío corrieron en su ayuda. Pobres de ellos, haría más que eso para que el se desmayada de frió. Pero aceptaba que su atuendo no era el mejor: una remera negra, una campera azul (abierta), unos jean y zapatillas.

El joven continuaba descansando, sin sabes los rotundos cambios que estaba por tener su vida.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 2:47 am

La majestuosa vista que ofrecía el Lago Nahuel Huapi cautivaba a Cumbita. El Santo de Escorpio no sabía de la existencia de semejantes lugares en su tierra natal, probablemente porque su infancia no le había permitido muchos placeres. De esta manera, es lógico que el caballero quedara absorto y tardara en contestar a la pregunta de Kalte por varios segundos.

Tuve una visión....- dijo en voz baja sin mirar a su interlocutor.- Antes de rescatarte tuve una similar, así que probablemente estemos yendo hacia otro caballero finalizó. Cumbita ocultó el hecho de que ese caballero que buscaban seguramente fuera Dragón, no por que no confiara en Cisne, aunque en realidad no confiaba, sino porque la belleza del entorno realmente lo cautivaba. No obstante, el deber llamaba al Caballero de Escorpio por lo que de un movimiento brusco comenzó a moverse rápidamente por los bosques mientras exclamaba.

Separemonos, Cisne, así lo buscaremos mejor... se amable si lo encuentras y trata de no morir
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 3:17 am

Antes de separarme por mi cuenta en la buscqueda de aquel otro santo -No pretendo hacerlo- Fue las últimas palabras que dedidco al de alto rango, para luego irse por el parque tratando de localizar su objetivo.

Paseando por la flora del lugar, observando aquellos frondosos árboles (pinos). Sin éxito alguno, mis espectativas de encontrarlo disminuian
-Tal vez, aquel dorado ya lo haya encontrado. Me pregunto ¿ que rango será aquel que nos encontraremos? Tampoco entiendo, porque sigo con él...- diciendo para mí en voz alta.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 3:30 am

-Eh! Vago! Arriba, vamos, basta de tu conexión con la naturaleza….-

Estas palabras son mencionadas con cierta ironía acentuada en la untima parte de dicha oración. La voz que lo despierta es suave, llena de paz, y tranquilizadora. Sus ojos se abre y puede ver la figura de su padre. Un hombre de unos 55años, a pesar de todo, se mantenía en un estado físico excelente. El joven Alexander era una copia exacta de él sino fuera por su extenso cabello. Porque, como todo adulto, mantiene los estándares de la sociedad, y además su padre lo molesta diciendo que es de mujer. Pero bueno, él sabe que el viejo nunca entenderá.

-Ah… Enseguida viejo.-

A diferencia de otros momentos, decirle así a su padre, en este momento es por confianza y cariño. El joven se pone de pie y mira a su alrededor, mientras se limpia la tierra del trasero y piernas. Acomoda su cabello mandándolo hacia atrás, el cual cae casi hasta su cintura.

Una suave, pero helada brisa comienza a soplar, y aunque para el joven es otro descenso de temperatura, el rostro de su padre cambia y se vuelve serio, pero al mismo tiempo triste. ¿Acaso ya había llegado el momento de decir adiós?-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 3:50 am

Cumbita de Escorpio emprendió su bus queda a gran velocidad. De hecho, el frío intenso y la tan joven mañana hacían que los turistas prefiriesen tomar una taza de chocolate caliente antes de salir a caminar por el parque por lo que el muchacho dorado podría utilizar su velocidad sobrenatural sin inconvenientes. Mientras se movía, podía sentir la suave brisa helada en su cara, a la que no estaba acostumbrado. No fue extraño, entonces, que lo que en un momento fue un agradable cosquilleo en su rostro se convirtiera en una molestía que helaba su rostro.


-Si el Dragón en verdad está dormido... probablemente haya muerto de hipotermia.- Dijo para sí mientras corría -Espero que Cisne no lo haya encontrado aún, sino estaré dando vueltas sin sentido... además el debería tolerar el frío mejor que yo.-añadió. Sin embargo su monologo se vio interrumpido por una figura de su edad que lo hizo detener en seco. La sorpresa no fue tanto hallar a una persona recostada en un árbol descansando plácidamente, sino el hecho de que estuviera con una ropa poco apropiada para el lugar. Sin lugar a dudas esa persona no era ordinaria, o al menos un desquiciado que esperaba morir congelado.

No obstante, un viejo pronto apareció junto al muchacho. Cumbita miró seriamente al joven que se desperezaba mientras su uña del dedo indice de la mano derecha crecía y se tornaba carmesí. El viejo se le parecía mucho, pero había algo que le hacía sospechar. Decidido, el caballero de Escorpio se hizo visible a ambos, ocultando su uña tras su espalda -Despierta Dragón, la realidad te espera.-
Volver arriba Ir abajo
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 3:59 am

(Continuad entre vosotros dos. Kalte me aviso por MSN de que estaria fuera hoy y que no queria que el rol se paralizase, asi que continuad.)

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 4:24 am

-Al momento en que el joven está por cuestionar a su padre sobre su estado emocional, ya que la expresión que portaba no era común en él. Una persona vestida de manera normal, pero si había algo en ese sujeto, no era normal. Tenía una presencia diferente, ere como cuando su padre se ponía serio a pelear con él. Lo mira de arriba abajo, examinándolo. “Hm... ¿Quién será éste? Conoce a papá… hm.” A pesar de todo lo que el joven Alexander pudiese pensar de aquel individuo, conocía el sobrenombre, en el mundo marcial, de su padre. Se apartaría unos pasos porque no querría molestarlos.

-¿A dónde pensás que vas Alex…?-

Menciona su padre en su acostumbrado tono de voz. Pero si sacarle la mirada de encima al recién llegado. Podía sentirlo. Sebastián sentía la misma aura poderosa que provenía de su maestro allá en le China. Le haría una reverencia al caballero y para ese entonces Alexander estaría a la par de su padre. El joven copia las acciones de su padre, por el simple hecho de que a quien su padre le de respeto, de su parte también lo obtendrá.

-Se cual es su misión aquí, joven señor, sus palabras y su presencia son inconfundibles… Pero… ¿Podría por favor concederle a este viejo la seguridad de que ve al futuro de su hijo?-

El padre hablaba de manera fluida hacia el caballero, y sin interrupciones, pero aún así se podía notar como la tristeza abrumaba cada palabra. A pesar de que todo padre desea ver que su hijo tome un rumbo propio, lo poco que le había dicho su maestro era suficiente para que temiera por la vida de su hijo. Pero dejaba todo en manos del destino, si deber de su hijo hacer cosas grandes, entonces él no era quién para prohibírselas.

Alexander prácticamente no entiende nada de lo que está sucediendo. Y es por ello que coloca su mano en el hombro de su padre y cuestiona.

-¿Qué sucede papa, que decís? ¿Quién es este tipo?-

Pero el joven se queda sin respuestas, y es así, ya que su padre está esperando por la respuesta de aquel extraño.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 4:52 am

-Se cual es su misión aquí, joven señor, sus palabras y su presencia son inconfundibles… Pero… ¿Podría por favor concederle a este viejo la seguridad de que ve al futuro de su hijo?-

Cumbita había permanecido impasible durante toda la escena, escrutando con sus ojos verdes a ambos personajes. A lo largo de su vida, por su timidez quizás, había adquirido una mirada profunda y penetrante a la que ningún detalle se le escapaba. Estaba claro que quien le hablaba era el padre del joven y que, ciertamente, éste joven estaba sumamente sorprendido ante la interpelación que le acababa de hacer. De cualquier modo, los ojos de Cumbita percibían bondad tanto en el padre como en el hijo... al igual que su sexto sentido percibía una presencia inconfundible en las profundidades del lago. El escenario era perfecto.

Cumbita elevó su cosmos al tiempo que miraba al viejo con una seriedad que rayaba la ira. Lentamente, deslizó su mano derecha a la vista de padre e hijo y apuntó hacia el joven. A la velocidad de la luz, su uña carmesí tomó un color y un brillo cada vez más intenso. Acto seguido, aprovechando la distancia de veinte metros que lo separaban del muchacho exclamó mientras lanzaba una aguja escarlata a su pecho:

-Mi nombre es Cumbita de Escorpio... ahora veremos si eres digno de las expectativas de tu padre.-
Volver arriba Ir abajo
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Sáb Jul 24, 2010 1:14 pm

A las afueras del parque, una brigada de soldados Vaticanos comenzaban a tomar posiciones... preparandose para entrar...

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Dom Jul 25, 2010 2:06 am

-El padre del joven puede sentir el aumento en la presencia del extraño, por ello mismo, se quita la mano de su hijo del hombro y retrocede unos pasos. Dejando espacio para que la batalla se llevara a cabo.

Cuando su padre se aleja, Alexander se le queda mirando desentendido. Pero la presión que le comenzó a generar aquel extraño lo hizo mirarlo seriamente, había entendido, debía pelear para demostrar algo, por órdenes silenciosas de su padre. El dedo de Cumbita se eleva, el joven se sorprende por la extraña pose de pelea. Cuando escucha el nombre de su oponente, se sorprende por el agregado “de Escorpio” ¿Sería su apellido o un título como el de su padre? Pero no se pudo mover más que de sus pensamientos, que luego de unos breves momentos fueron imbuidos por un fuerte y agudo dolor en el punto donde apuntaba su oponente. ¡¿Qué había sido eso?! Cae de rodillas agarrándose el pecho con la zurda. Pero no grita, contiene su dolor, y comienza a respirar para sobreponerse. A pesar de todo sus ojos color miel no se quitan del oponente, su cabeza se mantiene erguida. Bastantes segundo de vulnerabilidad le toma ponerse de pie nuevamente y mientras lo hace, puede sentir un gran calor dentro de su ser movilizándose y dándole energías para seguir.

Su padre lo observa orgulloso, él sabe que su hijo no posee oportunidades de vencer. Su maestro una vez le había mostrado una de esas “técnicas invisibles” pero estaba orgulloso de que pelease con coraje y valor, que a pesar de lo desconocido desafiara, sabiamente, los límites de su cuerpo.

Ya de pie, toma su instancia de pelea. Su pie izquierdo se adelanta, hasta permitirle a él bajar su centro de gravedad hasta el punto de que parece estar sentado en el aire. Su pie derecho queda atrás. Ahora apunta de costado hacia su oponente. Sus brazos se separan de su caja toráxica, sus codos se elevan un poco, y sus manos: la izquierda va al frente junto con la pierna, formando la palma, y la derecha se queda, formando un puño, al lado del torso. No está enojado con su oponente, eso nunca debe de pasar, esa clase de emociones nublan la visión del combate. Aún así a Alexander, siempre le costo mantener la calma, el era más del estado salvaje al momento de una pelea, pero sencillamente porque le gusta liberarse, y es lo que disfruta, pero a pesar de todo, no siente odio por su oponente, sino más bien, interés.

-Mira vos que lindo eh…. Hahaha. No ha terminado.-

Mientras habla comienza a tomar carrera hacia su oponente, para una ser humano común, que depende únicamente de sus músculos, tiene un arranque con buena velocidad la cual aumente progresivamente conforme se acerca a su oponente. A medio camino comienza a zigzaguear, esperando que esto distraiga a su oponente o le evite calcular bien ese tipo de disparo, porque si, lo que sentía solo podía, suponer, compararlo con un disparo de bala ardiendo. Si llegara a el, posiciona su pierna izquierda a medio metro de su oponente, libera de carga los músculos de ella, por esto baja un poco más su centro de gravedad pero no condiciona sus movimientos. Luego de ello llega la pierna derecha que se junta justo detrás del pie izquierdo, tensando todos los músculos para ser el centro del sostén. En ese punto y en una seguidilla muy veloz, hasta para cualquier artista marcial, eleva la izquierda, primero el muslo, manteniendo la rodilla flexionada y antes de llegar al punto máximo, libera la pierna que se estira a gran velocidad, buscando como punto de golpe el pecho de su oponente. Si el golpe ipactase tendría la fuerza de rompe la caja toráxica de cualquier ser humano. Había hecho un golpe tan mortal por dos razones, confiaba en que su oponente no era normal y porque se emocionó demasiado ante lo desconocido. Quizá en un futuro lejano está falta de autocontrol le haría hacer cosas estúpidas, pero lo que el joven no sabía es que ese futuro estaba a la vuelta de la esquina.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Dom Jul 25, 2010 8:32 pm

El Santo de Escorpio observó con indiferencia como su aguja impactaba en el pecho del joven y cómo la misma lo hacía retorcerse de dolor. Ciertamente no esperaba menos que eso debido a la sorpresa del ataque y a la velocidad con la que lo había efectuado. Pese a ello, Cumbita no pudo dejar escapar una pequeña sonrisa cuando el muchacho se puso rápidamente de pie y se dispuso a atacarlo: Al parecer tenía agallas.

La velocidad de su oponente lo sorprendió, ¿Cómo podía ser que una persona con semejantes cualidades aún no estuviera portando su armadura? Bueno, eso sería cuestión de tiempo y justamente Cumbita intentaba lograr eso, es decir, ayudar a que el fuego interior del joven estallase junto con su cosmos llamando así a la armadura de Bronce de Dragón. Pero para ello primero debería contrarrestar el ataque de su enemigo que, aunque rápido y notablemente fuerte, no era mortal para un santo dorado. En ese sentido, el Caballero de Escorpio históricamente se había destacado por ser uno de los más veloces entre los 88 de la orden de Athena y Cumbita no era la excepción. No obstante, no uso su velocidad para escaparse sino que, separando un poco sus piernas y extendiendo sus brazos mientras flexionaba ambos codos, cambió su sonrisa por un semblante serio y elevó su cosmos. Instantáneamente un aura dorada lo cubrió. Sin embargo no era un aura solamente, pues la armadura dorada de Escorpio había salido de su caja y se había colocado al momento en el cuerpo de su portador.

Majestuoso, Cumbita vestía su cloth en milésimas de segundo, pero aún debía hacer algo más. Impulsándose desde su lugar con su pierna izquierda, dio un paso hacia adelante en dirección a la patada del joven y, con el mismo impulso, cerró su puño derecho y con a la velocidad de la luz, caracteristica intrínseca de un Caballero de Oro, lo llevó al choque con el pie de su enemigo. El objetivo de Cumbita además de que puño y pie se encontraran, era forzar al joven a elevar hasta el límite su cosmos energía pues así y sólo así, la armadura del Dragón que inconfundiblemente se hallaba en el fondo del Lago Nahuel Huapi reconocería a su nuevo portador.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Lun Jul 26, 2010 8:42 pm

-El asombroso suceso que se presentó delante del joven lo dejó atónito. Pero a pesar de su asombro no se detuvo, pues tomó todo su valor y coraje, para continuar con su patada y darle, de ser posible, más fuerza. Su centro de gravedad era perfecto, su equilibrio inigualable entre sus oponentes. Pero difícilmente contra un enemigo así de poderoso, su patada le ganara a un puño tan bien colocado. Por el simple hecho de que él se sostenía en una sola pierna, mientras su oponente en dos. Sobrepasó los límites humanos por unas milésimas, aguantando en su postura, pero luego fue expulsado hacia atrás. Notó que ese golpe no era solo físico, había algo más detrás de él. Quizá era como aquel dragón de su puño.

El padre del joven se contenía asombrado, viendo aquella magnífica armadura, prácticamente aparecer de la nada.

Freno el impulso que lo alejó de su oponente solo con la fuerza de sus piernas y buen equilibrio. Si, no había podido tirarlo al suelo. Agarra su pecho con una mano y respira agitadamente, mientras el dolor y el calor aumentaban en su cuerpo, uno por la aguja y el otro por su propio poder elevándose, por mínimo que fuera, paulatinamente.

-Faaah!!! Así que una armadura… Mirá vos que valiente…-


Menciona de manera sarcástica, obviamente molesto por el accionar de su oponente.-

-No me hago drama… Te venceré de todas maneras!-

Lo último lo inquiere con cierta duda, pero más por un deber propio para con las artes marciales y su padre. Se queda quieto y sus ojos se cierran parcialmente, su respiración cambia, se calma, se hace más profunda y prolongada. Con cada exhalación su cuerpo comienza a brillar en un aura verdosa. Pero aún no es suficiente, aún la ferocidad del Dragón no está en el, aún no es suficiente. Desde esa postura espera por su oponente, retomando su instancia de combate.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Lun Jul 26, 2010 9:47 pm

En su busqueda del sujeto el cual era el objetivo principal. De pronto comienza a observar a varios sujetos los cuales, tenían bastante parecido a los que lo habían capturado y seguramente estarían tras de otro intento. SIn pensarlo dos veces, se puso la armadura del Cisne: ya habia aprendido la leccióny no volvería a ocurrrir.

Viendo a aquellos sujetos por unos momento oculto detras de los árboles, tras la espera decidio ir hacia esos sujetos no sin antes elevar su cosmos y lanzar un polvo de diamantes en dirección del cielo. Este ataque al ser un ataque de unos -100° C, haria un gran cambio haciendo que en la atmósfera empezasé a caer cristales diminutos a causa del cambio drástico de la misma, viendose como una especie de niebla ya que los gases(aire) se condensarían, esto en un señal de advertencia tanto para los intrusos como para el santo de Escorpio ya que al no ser tan veloz como un santo de plata o uno dorado y sobre todo tampoco saber su úbicaciónera la solución más fiable. Con la esperanza de que entendiera el mensaje, me dispuse a elevar más mi cosmos volviendo a usar el puño de diamantes contra uno de los soldados , aunque el traje pudiera protegerlo de temperaturas más bajas de la Tierra, el ataque aún tenía un temperatura más baja sería prácticamente para matar a casi cualquier ser vivo
.

-Espero ya se haya dado cuenta ese santo, y no pierda tiempo.- Pensando aquellos, mientras se impulsaba para ir a atacar al resto.
Volver arriba Ir abajo
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Lun Jul 26, 2010 10:08 pm

Master

Las tropas vaticanas continuaron su avance, entrando por el bosque en escuadrones de cuatro; tres vanguardistas liderados por un centurion cada uno. Iban armados hasta los dientes con sus poderosas armas tecnologicamente avanzadas e iban con cuidado. Despues de la masacre en el puerto de Buenos Aires las tropas del regimiento Sur Americano no se permitian el lujo de descuidarse. No solo eso pero querian tomar venganza contra el hereje que habia matado tantos buenos hombres amantes de Dios. Era como escupir a la Iglesia y no podian permitirlo... se vengarian!

Atras del todo se encontraba un imponente hombre, vestido practicamente de azul y sujetando una lanza. Dos enormes alas blancas estaban plegadas a su espalda y poseia una mascara que ocultaba todo su rostro. En sus manos sujetaba una lanza. El era Pablo, Guardia Suizo que servia a Uriel, el arcangel que poseia la maxima autoridad vaticana en Sur America. A cada lado de el habia dos templarios de apariencia simple. Igual tenian una potencia especial cada uno que cualquiera temeria... eran de fuerza igualada a un caballero de bronce despues de todo. El Guardia Suizo miro de uno al otro y asintio con la cabeza. Ellos asintieron tambien y desplegaron las alas de sus trajes y salieron al vuelo, volando por encima del parque nacional en busca de sus presas mientras los soldados avanzaban a pie.

Spoiler:
 

Daniela, uno de lo Templarios, volaba por encima de los arboles y pudo notar como aquel viento frio se esparcia y los cristales diminutos causado por el comenzo a dominar el lugar. Habia recibido el informe de que el Santo del Cisne habia sido el santo liberado por el Caballero Dorado de Escorpio hace unos dias en Buenos Aires asi que seguramente esto era el trabajo de el. La mujer se sonrio para si misma... esto era perfecto. Si habia algun Templario que seria un rival perfecto para el Cisne entonces seguramente aquella persona seria ella misma... la Templaria de la Cruz de Fuego!

Spoiler:
 

De su esapalda saco una larga cruz, fina y dorada. Con su arma en mano comenzo a moverla de lado a lado como si era una barita magica o algo por el estilo. Esta comenzo a acumular atomos y moleculas que empezarian a arder por el movimiento de la cruz, causando que esta explotase en llamas. De normal hacer arder la cruz era una ofensa hacia Dios... pero en este caso no lo era ya que la cruz no se descomponia por el milagro de Dios que le daba aquel poder. Su mano estaba protegida contra el elemento de fuego ya que esa era su habilidad especial. Apunto el centro de la cruz directamente contra el suelo a la posicion del caballero del cisne.
- Sufre, Cisne! Es hora de hacer Pato Flameante! Bahahaha!-

Cisne, quien estaba en el suelo, habia logrado derribar al soldado vanguardista que se habia postreado frente a el quien cayo congelado y totalmente incapacitado para combatir. La unica advertencia que tendria del ataque de fuego del cielo seria una increible luz rojiza que se acercaba a el a una velocidad increible, dando a los arboles y haciendoles prender fuego en su camino hacia el.

El segundo Templario al vuelo paso por encima del enorme lago de aquel parque y pudo ver la escena... un hombre vestido en una armadura dorada frente a otros dos hombres. Hmm... sospechoso. Seguramente estaban ayudando a los Santos a escapar por alguna razon... o llevando acabo uno de aquellos flasfemosos entrenamientos. Rodrigo, Templario de la Cruz de Tierra, hizo una cara de asco y levanto su comunicador.
- Lo encontre... que blasfemia presencian mis ojos... pido permiso para... aniquilar...-

Spoiler:
 

- Sss~... Permissso consssebidoo.... sss..- Respondio el Guardia suizo desde su posicion. El imponente hombre azul estrecho sus alas y tomo vuelo, alzandose hacia arriba y comenzando a viajar hacia la posicion de Rodrigo.

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Lun Jul 26, 2010 10:51 pm

A pesar de no haber llegado todavía el ataque de fuego, el calor que se sentía ya era insoportable y más para el santo de bronce

Volteando en dirección de ataque, comienza a subir, por medio de varios saltos entre pino y pino llegando a la copa de uno. Impulsandosé desde ese sitio en contra del ataque no sin antes concentra su cosmos. Lanzandosé finalmente en contra del mismo, llegando a la velocidad del sonido atacando a las llamas con un diamond dust (173 K)así poder bajar las temperaturas del ataque haciendo que si de ser posible extinguir aquel ataque, y si no fuese posible al ir a tal velocidad reduciría enormemente los riesgos de salir lesionado. En caso contario de tratar evitar el ataque los riesgos serían mayores.
Spoiler:
 

Todo esto decididó a no volver a perder, aun mientras lanzaba mi ataque no dejaría de seguir concentrando mi cosmos. Preparandolo para un segundo ataque.


Volver arriba Ir abajo
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Lun Jul 26, 2010 11:23 pm

Master

Las llamas del primer ataque se vieron disueltas por la ventisca de aire frio procedente del ataque helado del Cisne. Igualmente Daniela no se vio afectada en lo absoluto por la desaparicion de las llamas ya que varios de los arboles ya estaban prendidos y rapidamente el fuego se esparcia por la zona. El poder de la mujer estaba aumentando y el combate recientemente habia empezado! - Baahahahahahaahaha! Crees que con eso podras detenerme? Estupido pajaro, comprenderas ahora tu error!-

Agito de nuevo su cruz llameante y el fuego de los arboles parecio cobrar vida por si mismo, alzandose como una larga serpiente que se movia a una impressionante velocidad. Las llamas de este fuego no eran normales, ya que comenzaron a tornarse azules y blancas... las temperaturas mas altas del fuego. Si este llegase a entrar en contacto con el Santo del Cisne seguramente recibiria quemaduras graves. No solo eso sino que las llamas eran tan potentes que comenzaron a subir la temperatura del lugar hasta tales extremos que el Santo del Cisne comenzaria a sudar de manera grave. El humo producido por el feugo sobre los arboles era denso y negro, imposible de respirar sin sufrir envenenamiento por el dioxido de carbono. Seguramente a estas alturas todos podrian verlo.

El fuego serpentino se volvio a una fran velocidad, deslizandose en un gran circulo alrededor del cisne para que no pudiese escapar por ningun lado... la serpiente se unio con su cola y desde el anillo de fuego nacieron cuatro serpientes mas apuntando sus cabezas hacia el interior donde se encontraba el caballero del cisne. Sus lenguas eran como latigos de fuego. Por un momento no se movieron, se quedaron quietas, pero en un movimiento repentino una de las serpientes a la derecha del cisne abrio su boca y desde esta salio una bola de fuego enorme dirigido directamente hacia el a una velocidad rompiendo la barrera del sonido. Si lograba darle al cisne sufriria graves quemaduras.

En el cielo Daniela dirigia todo con su cruz llameante, como si dirigiese una orchestra.

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 2:30 am

Estando atrapado en aquellas llamas, y punto de ser rostizado por las intensas llamas de color azúl que índicaban un consumo de la oxídación del combustible y el comburente, estaban en armonía si se podría decir de alguna manera. Aunque no se daba a entender el porque habría tanto humo negro, dando a entender que era una combustión incompleta, gracias a la gran falta de oxígeno.

Ya había estando concentrando cosmos desde antes de aquel ataque, y posterior a éste. Haciendole fácil usar de nuevo el polvo de diamaentes contra la bola de fuego, para así poder defenderse, a su vez que bajaba la temperatura del ambiente con el mismo cosmos mientras me dejaba caer; sería un incendio forestal en un lugar terriblemente helado. Aunque el bajar la temperatura sería gradual, contrayendo consigo cualquier materia ya que era la propieda física de las bajas temperaturas. Y al mismo tiempo se me abrirían más posibilidades. Nunca dejando de concentrar el cosmos.

-Tsk. ¿Qué estará haciendo ese Escorpio?- fué lo que me vino a la mente, mientras estaba realizando todas esas acciones. Sin prestarle mucha atención a la palabreria de aquella chica.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 2:44 am

-Faaah!!! Así que una armadura… Mirá vos que valiente… No me hago drama… Te venceré de todas maneras!-

Cumbita escuchó las palabras del joven con gran satisfacción: el chico era orgulloso y no se daba por vencido, aún cuando claramente el choque de su puño con su pierna lo había enviado a volar. No obstante, podía percibir como el cosmos de su oponente no paraba de crecer y cómo el padre del jóven miraba con enorme admiración la armadura que Cumbita vestía. El Santo de Escorpio no quiso ser menos tras las palabras del joven y comenzó a elevar su cosmos.

-Vamos, inténtalo! Pero no creas que me dejaré vencer!-. Le dijo al muchacho con voz confiada. Pronto las piedras que bordeaban el margen del lago en el que los tres personajes se encontraban comenzaron a elevarse por el poder que emanaba con más fuerza. Asimismo, las hojas de los arboles se movían alborotadas por una ventisca que también era generada por la fuerza magnética que el poder de Cumbita creaba al expandirse.

Sin embargo de pronto se detuvo. Una ventisca helada que le golpeó el cuello lo hizo detenerse con un escalofrío.
-Espera-. Le dijo seriamente al joven mientras le hacía un gesto con la mano.

Era bien sabido que Cumbita odiaba el frió, sin embargo, no era frío lo único que sentía.
-Este es el cosmos de Kalte, el Caballero del Cisne-. Dijo seriamente mirando a padre e hijo. -Al parecer está en problemas.- Terminadas esas palabras, Cumbita de Escorpio volteó
Volver arriba Ir abajo
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 2:56 am

Master (para Cisne)

Ya que el fuego de la Templaria no era, digamos, natural no fue muy afectado por el enfriamiento del lugar. El fuego era tan fuerte que mantenia lo que hacia arder muy caliente, demasiado para que terminase despositarse el frio que creaba el Caballero de Bronce. Apesar de eso, el Polvo de Diamantes del Cisene habia ligrado detener la primera bola de fuego de las serpientes, deshaciendola antes de que pudiera herirle pero tan pronto como esta se desintegro las otras tres serpientes atacaron con sus propias bolas de fuego, lanzandolas a una velocidad semejante a la anterior. El fuego azul seguia rodeando al Caballero del Cisne que al parecer no estaba siendo muy efectivo contra la Templaria de la Cruz de Fuego. Daniela seguia en su posicion arriba, moviendo la Cruz para poder controlar el fuego. Sin esta cruz el poder de la mujer desvaneceria, pero tenia la confianza de que el muchacho nisiquiera seria capaz de alcanzarla volando veinte metros sobre el...

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Sagittarius Apollo
Admin
avatar

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 10/10/2008
Edad : 31
Localización : California

MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 3:10 am

Master (para Escorpio y Dragon)

- No es el unico... en problemas... pecadores...- dijo una voz.

Varias cosas sucedieron en ese momento. Todos los presentes descubririan que sus pies estaban atrapados en la tierra... y no una tierra barrosa ni ligera sino en pura piedra. No serian capaces de moverse al menos que estos emitiesen una fuerza increiblemente fuerte, algo que nisiquiera era facil para los caballeros. Esta piedra no estaba inmovil tampoco, sino que comenzo a crecer por las piernas de aquellas personas para atraparles mejor. A medida que la piedra iba subiendo por sus piernas como si un coral creciente se tratase mas y mas piedra se adjuntaria haciendo que estuviesen atrapados y en aun mayores problemas. Antes que que pudiesen hacer algo al respecto ocurrio algo mas... Se escucho un grito fuerte de dolor.

Si se volteasen para mirar al padre de Alexander verian una lanza compuesta totalmente de piedra solida atravesandole el corazon. El ataque fue tan increible y fulminante que el hombre tan solo tuvo tiempo de vomitar sangre y cagarse los pantalones antes de morirse. Cayo hacia atras, haciendo que su cuerpo se deslizase por la lanza de tierra que habia surgido sin aviso previo del suelo.

A diez metros de ellos la tierra comenzo a moverse como si fuera agua, distrocionada por un poder inconcebido y desde ese lugar, como si de una plataforma se trasase comenzo a elevarse el hombre causante de todo esto.
- Soy Rodrigo... Templario de la Cruz de Tierra...- Llevo su diestra a su propio rostro y se acaricio la mejilla. Luego saco su lengua y se lamio a si mismo mientras miraba a ambos con una mirada depreradora. - Y yo... sere quien... os entierre~...-

_________________
- Sagittarius no Apollo -

[La Flecha de la Luz]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://infinity.forosactivos.net
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 5:06 am

Tornando la mirada sería, en medida que iba observando la situación y sobre todo el de aquellas llamas. Ya habiendo previamente concentrado el cosmo, dejando de tratar de enfriar el ambiente, juntando ambas manos realizando otra técnica de aún mayor poder que la anterior. -Vamos pálomita, que mis almohadas necesitan un relleno-

-Aurora Thunder Attack!!- fueron las palabras que mietras caía las bolas de fuego eran dirigidas hacia él, disparaba primeramente una ráfaga de menor temperatura (168 k), lo bastante frío como para que se endureciera en cuestión de segundos el magma, volviendo a lanzar casi de inmediato otra ráfaga de aún menor temperatura que la primera (159k) y una tercera (150k). Tratando de hacer que los ataque rigidos anulasen el ataque de fuego, passen el anillo y de paso atacaran al templario.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 5:41 am

-Las palabras y acciones del caballero parado frente a él lo hicieron sonreír. La batalla era interesante, un gran momento para ampliar sus conocimientos sobre el arte de la pelea. Cuando su oponente comienza a elevar su cosmoenergía, Alexander se siente presionado por el poder espiritual que posee, pero algo en su interior le dice que debe concentrarse aún más, que hay algo dentro de él que el permitiría sobrellevar esa situación. Por lo que le da más importancia a su estado que al de su oponente y se concentra aún más, pero sin perder noción de la realidad.

Drásticamente, aún para la zona, la temperatura baja. Jamás había sentido un frió así, ni siquiera en Ushuaia, por lo que entendió que había algo raro en ello. “El mundo se está volviendo loco” Fue el pensamiento que llegó a al mente del joven cuando notó en humo del incendio que había producido la templaria. Todo esto es lo que hace que las palabras de Escorpio sean tomadas con gran seriedad por parte del joven y también de su padre.

En el instante en que Alexander quiere relajar su postura de batalla, para pararse normalmente, no puede y al momento de ver la razón nota como sus pies están siendo tragados por el suelo. Ante la sobrenaturalidad del evento y por el pensamiento de ser tragado vivo por la tierra, desespera e intenta sacar los pies, más lo único que logra es sentirse aún más incapaz. Para estas alturas el dolor de la herida hecha por Cumbita sería parte de su ser, aún latiente, aún presente, pero como siempre igual, había podido acostumbrarse.

-Alexand….-

El padre del joven gira hacia su hijo y viendo sus expresiones intenta decirle unas palabras de sabiduría, para que se calme y concentre. Pero algo no lo deja, una presión extraña en su pecho no le permite hablar. Algo molesto en su cargante, como una gran acumulación de saliva, evita que sus cuerdas vocales puedan emitir sonidos entendibles. Para cuando lleva su mano al pecho, ya está cayendo al suelo, atravesado, y aquello en su garganta, su sangre, sale por su boca en grandes cantidades. Además al morir sus músculos se relajan, y por tanto sus esfínteres, lo que le lleva a defecar sus pantalones. Por eso dicen que siempre vallan al baño antes de salir a pasear, o a morir.

Un sonido, que parece ser el comienzo de su nombre, llama su atención. El joven Alexander, quien es adjudicado como el próximo portador de la armadura de Dragón, gira su rostro hacia su derecha, buscando a su padre como la fuente del sonido, y eso es lo que ve. A su padre, atravesado por una lanza de tierra, muerto, inerte, sin vida. El joven no encuentra consuelo ante lo que ve, las lágrimas cae por sus mejillas y los ojos se inyectan en sangre por la irritación. Pero al mismo tiempo, su mente no llega a procesar el hecho en si mismo, por ello es que se encuentra inexpresivo. La vida que vivió, sus 20 años, los últimos 20 años de vida de su padre. Todas las aventuras, el entrenadito, las charlas sobre su madre. Ahora los dos estaban muertos. Estaba solo. Sin amigos. Sin nada. ¿Qué haría?

Las aguas del lago, calmas, estáticas, cristalinas, ajenas a todos los presentes, comienzan a variar, ondas constantes se van formando en el. Como si algo generara vibraciones en la fosa del lago.

Como si estuviesen en sintonía, el cosmos del joven comienza a elevarse. “Papa no habría querido que hiciera esto.” “Pero ellos lo provocaron, atacaron sin razón y mataron por placer. Merecen castigo” “Si lo merecen” “Si lo merecen” El debate personal había concluido y la ira domina a todo el joven. Que bajo el aspecto de un grito de batalla, deja salir toda su frustración y tristeza, para convertirlas, en odio, ira y determinación. Bajo este manto de emociones un aura verde comienza a rodear el cuerpo del joven. Los ojos quedan en blanco y entra en un estado casi de berserker. Ahora, la energía ya presente y constante, es una bruma verde alrededor del cuerpo. La presión es tal, por haber sido contenida por tanto tiempo, que la piedra comenzaría a rasgarse lentamente.

Una explosión desde lo más profundo del lago eleva las aguas de este por los cielos. Majestuoso se eleva un dragón que emerge del caos, surca lo cielos con gran belleza. El rugido del dragón hace que los animales presente huyan en desesperación. A pesar de su poder y presencia, es solo un espíritu, el cosmos de los anteriores portadores de al armadura, que quieren que esta llegue a su nuevo dueño, en pos de proteger o vengar lo amado. Y así es, cuando el dragón está sobre el joven, abre sus fauces y se dirige en picada hacia el. Como si lo devorara, solo que al momento en que las boca toca el suelo, se expande por el en forma de polvo y energía. Un gran poder emana de esa polvareda. Y al tiempo que va despejándose, se puede ver al joven vistiendo la armadura sagrada del Dragón. Sus pies estaban libre, por el gran impacto de energía. Un nuevo guerrero se unía a las fuerzas de Athena, un nuevo Dragón había nacido.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   Mar Jul 27, 2010 6:34 am

- No es el unico... en problemas... pecadores...-

Esas palabras no podían provenir de otro ser. Cumbita alzó sus ojos rápidamente para ver al Templario que los atacaba e inmediatamente intentó hacer un movimiento para ponerse en guardia. Sin embargo sus pies no le respondían y quedó parado en el mismo lugar en el que estaba. Un vistazo rápido de Cumbita le permitió darse cuenta de que, en realidad, el mismo Templario había atrapado sus piernas mediante una suerte de coral de piedra que continuaba su ascenso a través de sus extremidades. Sin pensarlo dos veces, Cumbita de Escorpio intentó encender su cosmoenergía para liberarse de sus ataduras. No obstante, un grito ensordecedor del joven dragón captó su atención. Bastaron milésimas de segundo para que el Caballero Dorado mirara de reojo y vislumbrara al padre del muchacho muerto y con mierda en sus pantalones apestando tan bonito lugar. La explosión del cosmos de Alexander le dio esperanza y energía en tan dramática situación.

-Genial, este hijo de puta me ahorró el trabajo-. Murmuró pensando en el Templario.
Sin embargo no era momento ni para insultar ni para oler mierda, Cumbita había sido capturado por sorpresa y eso era una herida en el orgullo del Santo de Oro, herida que no estaba dispuesto a perdonar bajo ningún concepto.
Soy Rodrigo... Templario de la Cruz de Tierra...Y yo... sere quien... os entierre...-
Ya conocía el nombre de quien le había causado tal ultraje. La actitud del enemigo no hizo mas que recrudecer la furia que Cumbita estaba acumulando desde hacía algunos segundos. Su cosmos crecía de manera hostil y desenfrenada, haciendo crujir el suelo y avivar olas de varias decenas de metros en un lago tan pacífico como el Nahuel Huapi que no conocía la perturbación, al tiempo que las hojas de los arboles se desprendían de sus ramas por la potencia del viento que emanaba el cosmos del dorado.

Mientras este festival acontecía, Cumbita de Escorpio se dispuso a actuar. Lo primero que debía hacer era detener al Templario y al coral de piedras que no paraban de crecer. Seguramente este coral se respondiese a su dueño, por lo que deteniéndolo a él, quizás también el coral parara de crecer. Estos pensamientos viajaban en la mente de Cumbita a la velocidad de la luz, mas no era lo único en lo que su cerebro trabajaba. De hecho, dueño de una gran concentración, el Santo Dorado de Escorpio reunió su poder en su mente al mismo tiempo que con sus ojos verdes enardecidos y brillantes, miraba fijamente a su oponente. Sin embargo, no se trataba de una simple mirada pues bajo la forma de imperceptibles lazos de hilo blanco que salían de su mente, Cumbita empleaba una de sus técnicas hacia su enemigo, con el objeto de paralizar tanto su cuerpo como su actividad mental, dejándolo en blanco y a su merced. La técnica no era otra que La Restricción utilizada con el enorme poder del cosmos de Cumbita.

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Despertar del Dragon   

Volver arriba Ir abajo
 
El Despertar del Dragon
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Vendo bajo Warwick Corvette $$ Edición Limitada Black Dragon
» el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)
» Bruce Lee: Birth of the Dragon (2013)
» Merlin - El arcoiris y el dragon
» "El Despertar De La Pasión" --- [Nick & Tú] Novela de Época.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: Foro Administrativo :: Las cosas del pasado-
Cambiar a: