BAJO CONSTRUCCION
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Otra vez la misma cosa ?
Miér Sep 28, 2011 3:51 am por Kadmus de Aries

» Tesoros perdidos.
Dom Sep 04, 2011 2:11 am por Kallen Kouzuki

» En el camino a la desesperación-Rol Libre
Jue Sep 01, 2011 2:35 am por Kyle Grana

» Ausencia corta
Lun Ago 29, 2011 9:52 am por Behemoth Marianne

» Johann Schneider // Radamanthys de Wyvern
Lun Ago 29, 2011 8:57 am por Wyvern no Radamanthys

» La batalla en los Balcanes
Lun Ago 29, 2011 2:02 am por Libra no Siegfried

» Reto a Aries
Dom Ago 28, 2011 8:47 am por Crane Shizuka

» Reglas del Coliseo
Vie Ago 26, 2011 4:15 am por Libra no Siegfried

» Phantasos - Mía Valliere
Jue Ago 25, 2011 8:32 am por Phantasos Mía

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Sagittarius Apollo
 
Libra no Siegfried
 
Kyle Grana
 
Crane Shizuka
 
Kallen Kouzuki
 
Kadmus de Aries
 
Lady Hades
 
Venus de Escorpio
 
Garuda Lilith
 
Behemoth Marianne
 
Estadísticas
Tenemos 21 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sabrina198626

Nuestros miembros han publicado un total de 611 mensajes en 134 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 65 el Miér Mar 26, 2014 11:06 pm.

Comparte | 
 

 Las Ruinas del Pasado

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Las Ruinas del Pasado   Jue Jul 22, 2010 3:31 am

Máster

Un santo de antaño había caído y ahora estaba muerto. Se trataba del maestro de Lya de Grulla. El llanto se extendía en el paupérrimo cementerio cerca de lo que antes era el Santuario ateniense. La muchacha realizaba la despedida alguna vez prometida a su maestro, entre un poco de broma y luego una seria tristeza. A sus espaldas llegaba el Caballero Dorado del Manto de Capricornio. Aquél hombre fue encomendado por su padre a buscar a una dama, la mujer de la fotografía. Tras ver bien a la chica a los pies de una lápida y oírla hablar, corroboró su identidad. Ella era la chica a quien buscaba, así que se presentó y para gran sorpresa de ella, Edward era el hijo de su maestro.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Ruinas del Pasado   Jue Jul 22, 2010 4:19 am

-No vale la pena llorar por los muertos, si mi papá te hubiera visto llorar por el tu hubiera dado un coscorrón-

-Bah, como si yo fuera a llorar por un tonto como ese viejo… u_ú… -murmura la jovencita ante el comentario del Santo Dorado y al ver que este no tenía que decir nada frente a la tumba de su padre, se extraña un poco, después de todo, no supo nada de él casi toda su vida… bueno no sentía que fuera correcto cuestionar las decisiones de quien apenas acababa de conocer.

Antes de colocarse su capa de viaje comienza a desprenderse manualmente de su armadura, era algo riesgoso andar por ahí vistiendo una armadura ateniense, si ella la portaba en esos momentos era como un traje apropiado para despedir a un honorable caballero, pero terminados los funerales ya no era necesaria, una vez que las piezas fueron retiradas de su portador, estas tomaron la forma de la bella y sencilla grulla antes de desaparecer en un destello y encapsularse para su fácil y discreto manejo.

-Te recomiendo que hagas lo mismo Edward, así evitaremos contratiempos, durante muchos años hemos ocultado nuestras identidades, no quisiera exponernos a un riesgo... o peor a tener que enfrentar a los templarios… -Comenta volviéndose al santo dorado con una mirada desbordante de amabilidad, luego guarda bien su capsula entre sus ropas que no eran mas que un pequeño short y su torso cubierto por vendas que le ayudaban a dar firmeza a su cuerpo femenino en batalla- Si ya no hay mas que hacer aca… es hora de que partamos… nuestra siguiente parada será Saint City… hay personas que deseo ver ahí… tu padre dijo q cuando estuvieras aquí podría ir segura alla… pero si es una molestia no lo obligare a acompañarme…
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Ruinas del Pasado   Sáb Jul 24, 2010 8:53 am

-Bah, como si yo fuera a llorar por un tonto como ese viejo… u_ú… - Ignora el murmuro de ella nada discreto, mientras suelta una risa, debido a que hace rato ella estaba llorando por ese viejo, "tonto" como dice ella, observa como Lya se desprende de su armadura, después de ello ve la forma de la Grulla y como desaparece y es introducida en su caja.

-Te recomiendo que hagas lo mismo Edward, así evitaremos contratiempos, durante muchos años hemos ocultado nuestras identidades, no quisiera exponernos a un riesgo... o peor a tener que enfrentar a los templarios… - Asiente con la cabeza el muchacho mientras empieza a desprenderse las partes de su armadura de manera manual, despues de aquello estos toman la forma del signo de Capricornio y con un resplandor color dorado es guardado en su caja correspondiente que sale de la nada (?) Sin la armadura de Capricornio, Edward era un hombre común y corriente, vistiendo una camisa color negro, un jeam azul, tambien se podía ver su cabello, este no se podía ver debido al casco de Capricornio, su cabello era de puntas y de color negro con algunos reflejos verdosos. -Listo, señorita Lya..- Dice mientras le sonríe amablemente, y la observa discretamente, debido a que era muy hermosa aquella chica que tenia frente a sus ojos sin la armadura, - Si ya no hay mas que hacer aca… es hora de que partamos… nuestra siguiente parada será Saint City… hay personas que deseo ver ahí… tu padre dijo q cuando estuvieras aquí podría ir segura alla… pero si es una molestia no lo obligare a acompañarme…- Escucha mientras la mira fijamente. -Señorita Lya... No defraudare el deseo de mi papá la protegeré con mi vida... Vayamos a Saint City si lo desea..- Dice mientras se adelanta un poco a ella y le hace un gesto con la diestra como para decir "Ven" Poniéndose en camino a Saint City.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Las Ruinas del Pasado   Sáb Jul 24, 2010 11:56 pm

Lya asiente con la cabeza, sentía mucha emoción que no podía ocultar, su rostro seguía oculto ya sin la máscara, por la capa de viaje y la bufanda violeta que llevaba atada a su cuello, dejando solo a la vista sus preciosos ojos azulados.
Juntos caminan hasta el pueblo de Rodrio, ya no era como antaño, parecía una ciudad abandonada a su suerte, los caminos aun eran piedra desgastada por el tiempo, las casuchas sucias y muchas de ellas abandonadas eran la prueba del brutal exterminio de todo lo que pertenecía al Santuario, solo algunas luces se asomaban en el camino, y Lya termina por detenerse en una de las casas aun habitadas –Buena noche… soy Lya, vengo a dejar las herramientas que me prestaron… -Un hombre pequeño y anciano salió al encuentro de la chica, no parecía muy amable, pero al ver la figura de Lya, no pudo evitar sonreír con agrado
El más sentido pésame para su maestro señorita… - dijo mientras tomaba en sus manos la bolsa de herramientas que había prestado, al comprobar que estuviera todo en su interior asintió con su cabeza- Esta todo en orden, gracias señorita. Que Athena guie su camino con fortuna.

-No no, gracias a usted… -Murmuro la chica antes de que el hombre regresara al interior del inmueble, Lya suspiro, su corazón sentía la pobreza y lamentable estado en que vivía toda aquella gente que seguía siendo devota al Santuario de Athena, y el deseo de ir pronto al encuentro de Athena crecía en su corazón, cuando por fin llegaron al fin de los territorios Athenienses, Lya detuvo su andar y miro a Edward con firmeza- Debemos viajar pronto a Saint city… yo no puedo usar los trasportes porque nunca he usado una identificación, mi maestro.. quiero decir, tu padre, siempre dijo que vivir sin que ellos sepan de nuestra existencia era la mejor forma de protegernos… pero ir a pie… nos tomara meses… como llegaste tú a Grecia? Si eres rico o algo, no hay forma en que soluciones ese problema o.o…? –La imaginación y entusiasmo de Lya le hacía pensar que quizá contaba con algún trasporte especial o privado, después de todo, su maestro había sacado dinero de lugares misteriosos y nunca les había faltado nada- Ah.. perdón, quizá estoy pidiéndote demasiado… pero en verdad es importante estar ahí… escucha… él dijo que Saint city era una ciudad muy importante y que para encontrarnos con Athena debíamos llegar ahí… a su tiempo… por eso nunca puede regresar… yo nací en Saint city, mi familia vive allá, y de niña fue llevada por el maestro para volverme fuerte y poderle ser útil a nuestra diosa, antes de morir, tu padre dijo que debía volver…ya es hora de volver.

Y echando una última mirada a la antigua gloria de Grecia se dispone a marcharse y poner a correr el reloj que 13 años antes se había detenido en Saint city.


Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Ruinas del Pasado   

Volver arriba Ir abajo
 
Las Ruinas del Pasado
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya: City of Saints :: Foro Administrativo :: Las cosas del pasado-
Cambiar a: